miércoles, 5 de octubre de 2011

Borja Prado Eulate


No sé si le gustará el baloncesto, pero este madrileño ha decidido dejarse un pastón para que el nombre de su empresa se trague las siglas de la Asociación de Clubes de Baloncesto. Sí, amigos, otro nombre que teneis que aprenderos. Que si Liga Adelante, que si Liga Para Atrás, y ahora la Liga Endesa porque ya no existe eso de la acebé.

Y esto empieza ya.

Mañana como quien dice. Este fin de semana, en concreto. Una Liga que ha invernado durante el verano mientras la selección coleccionaba otro oro y Dwayne Wade se encaraba con papá Stern. Porque ha sido el verano del Europeo y el del lockout. Un lockout que lleva camino de confirmarse del todo y que ya ha traído sus consecuencias: Jordan Farmar, Andrei Kirilenko, Ersan Ilyasova, Deron Williams, Nicolas Batum, Boris Diaw, Nenad Krstic, Tony Parker... Solo por nombrar unos cuantos que han decidido firmar, aunque sea temporalmente, por equipos europeos. España no se ha visto muy "afectada", y he elegido el verbo con motivo, y son pocos los casos: Kevin Seraphin, Rudy Fernández... Aunque estamos a la espera de saber si los Gasol harán algo más que entrenar. ¿Qué hará Ricky Rubio? Si se confirma el lockout, aún tendremos alguna sorpresa. Pero mientras tanto, me propongo hacer un análisis bastante ligero y caprichoso de los equipos instantes antes de que empiece la Liga. Lo repito por si acaso, ligero y caprichoso, soy un aficionado, con un ligero bagaje de partidos vistos, con una opinión formada, con espíritu crítico pero constructivo, que no deja de ser un aficionado y reconoce su ignorancia antes que su conocimiento. Subrayo esto porque el otro día, por accidente, rebuscando algo en el blog, encontré un comentario de alguien que no daba su nombre criticando, y no diría de manera airada aunque se le veía algo enconado, mi opinión sobre un jugador NBA. En su día, se me pasó el comentario, y creo que me la habría traído tan al pairo como me la trae ahora si lo hubiera leído, pero me hace pensar que no me explico muy bien. En fin.

El favorito sigue siendo el Barcelona. Ha hecho más cambios de los habituales y no siguen Ricky Rubio, Grimau, Lakovic, Alan Anderson y Morris, pero han fichado recambios de garantías como Marcelinho Huertas, Chuck Eidson, Judson Wallace y Xavi Rabaseda. Un ejemplo, en la Supercopa, tuvieron que descartar a un hombre y Kosta Perovic se quedó sin banquillo, todo un lujo.

Bizkaia Bilbao Basket solo ha hecho retoques y mantiene el bloque y una aspiración muy ambiciosa, porque todo el mundo sabe que es más duro quedarse que llegar. Raúl López y Grimau darán veteranía o experiencia al grupo. D'or Fischer les da más robustez en la zona, sobre todo en defensa. Fallaron en la Supercopa, pero solo en dos cuartos, luego mejoraron su imagen.

La gente en Madrid, todavía andan preguntándose por qué el club ha apostado por Pablo Laso. Puede parecer una apuesta arriesgada, pero creo que el Real Madrid tiene una plantilla compensada y capaz de plantarle cara al Barcelona. Tiene un juego interior de garantías, Pocius dará trabajo y si Rudy Fernández no se vuelve al otro lado del charco, el equipo será más competitivo, y espera si Florentino no les da alguna otra sorpresa.

Kerejeta e Ivanovic siguen a lo suyo en Gasteiz, volviéndose a sacar una plantilla aparentemente accidentada, pero que siempre acaba por responder. Baskonia ya ha jugado la primera final del año, y cuando Dorsey y Reggie Williams empiecen a carburar, subirá el nivel del equipo. Seraphin puede ser un buen refuerzo para la zona. Lampe tardará en jugar.

Me ha sorprendido Valencia. La pérdida del patrocinador auguraba un nivel más bajo, más aún cuando el equipo perdía a Javtokas, Savanovic, Omar Cook y Pesic. Pero Paco Olmos ha reunido a un buen puñado de jugadores para substituirlos. Markovic llevará a De Colo a jugar de escolta, San Miguel es un buen fichaje para apuntalar la dirección, Caner-Medley ya ha demostrado sus prestaciones y Kuksiks y Ogilvy son un misterio, pero parece que los dos son buenos en lo que han venido a hacer, tirar triples uno y coger rebotes el otro.

Gran Canaria mantiene el bloque apuntalado con Rasual Butler que creo que al final no jugará, si no he leído mal. Marquez Haynes sonó para Bilbao y es un auténtico jugón. Parece que al final Michael Bramos no se irá a Olympiakos.

Fuenlabrada seguirá haciendo milagros, esta vez de la mano de Porfi Fisac, que el año pasado hizo vibrar a la afición de Valladolid. Se han ido Valters y Rabaseda, pero han llegado Sergio Sánchez y Kirk Penney, quizás tenga su punto débil en la zona, donde apuestan todo a Gustavo Ayón.

Chus Mateo se ha ganado la confianza de los dirigentes del Unicaja de Málaga. Y le han dado buen material. EJ Rowland es un base alto y con buena mano. Le ayudará Valters. Siguen los pesos pesados del equipo, Berni, Freeland, Fitch, Saúl Blanco, y también han fichado a Luka Zoric, un jugador interior con buenos pies y buen tiro, y a Tremmel Darden, un americano que el año pasado triunfó en Francia con el Nancy.

Valladolid suplió la marcha de Fisac con un veterano, Casimiro. Tiran de jugadores comprometidos o aspirantes, como Umeh, Uriz, Zamora o Seawright, más un ex-NBA como Dalibor Bagaric y un francés que se ha pasado toda su carrera en Italia, Hervé Touré. Las últimas noticias decían que por el asunto de Lamont Barnes, la FIBA podía negarle los transfers de Touré y Bagaric, lo que sería una mala noticia. Touré, por cierto, me llama la atención fuera de la cancha: culto, con estudios, prepara el que sería su tercer libro publicado.

El CAI Zaragoza de José Luis Abos sigue creciendo. Bracey Wright, Jon Stefansson, Jacob Burtschi, el joven Pablo Almazán o Robert Archibald tienen que subir el nivel del equipo y hacer olvidar a Paolo Quinteros.

En Sevilla, Joan Plaza sigue sumando talento a su Cajasol, que aspira a hacer una temporada mucho mejor que la pasada. Es uno de mis equipos preferidos sobre el papel. Me declaro admirador de Satoransky, Joan Sastre o Txemi Urtasun, y, a ellos, este año se sumarán Milenko Tepic, Carl English, Pancho Jasen, Luka Bogdanovic, Guille Rubio y Ondrej Balvin, un joven de 2'16, los demás, tiene currículo y talento para convertir al equipo sevillano en un aspirante a las primeras plazas.

Estudiantes apuesta por una vuelta a las raíces, o eso parece sobre el papel, con la vuelta de Pepu al banquillo y Carlos Jiménez a la cancha. Además, se apuesta por la cantera, los ya consagrados, como Granger o Daniel Clark, y otros que querrán crecer pronto, como Víctor Serrano, Jaime Fernández o Edu Martínez. De todas formas, Pepu ha conseguido a dos americanos que pueden sumar mucho, como Antoine Wright y Cedric Simmons, y un dominicano pequeño pero jugón, acostumbrado a hincharse a meter puntos, Luis Flores.

Al Joventut vuelve Salva Maldonado y ha hecho una plantilla un poco rara, si se me permite. Han perdido a Josep Franch, lo que me sorprendió bastante, pero mantienen a Pere Tomas, Jelinek, Norel o Nacho Llovet como representantes de su cantera. Reconozco que poco sé de Latavius Williams, un poco más de Pape Sow y un poco menos de Derrick Obasohan, aunque el americano de origen nigeriano ya llevaba unos años luciéndose en Francia o Turquía. Parece que tendrá protagonismo, igual que Pooh Jeter, Albert Oliver o Fede Van Lacke.

Ramoneda, el presidente del Lagun Aro, quiere que su equipo crezca rápido y sólido. Ha traído al banquillo a Sito Alonso que regresa al tajo y dice que ha aprendido mucho mientras no ha estado. Korolev no jugará hasta febrero, pero los de Donostia han incorporado para la zona a Andy Betts. Junto con Adeleke, Lorant, la perla brasileña Raúl Neto, Papamakarios y, sobre todo, Sergi Vidal, el equipo tiene que crecer.

Manresa y Ponsarnau son dignos de admiración. Este año han fichado más y mejor. Recuperan a Javi Rodríguez para dirigir con solvencia. Downs será su tirador, pero se ha lesionado y han incorporado a Marcus Landry para substituirle. Adam Hanga es un húngaro de color, rápido, ágil y con aspiraciones de líder. Kieron Achara es un escocés con sangre africana que aún no ha despuntado y ya tiene 28 años. Vuelve Josh Asselin y siguen Román Montáñez o Serguey Gladyr.

Alicante, después de superar los temores de una posible desaparición, sigue confiando en el trabajo de Txus Bidorreta. El bilbaíno ha reunido una plantilla con la que, en principio, no deberían pasar los apuros del año pasado. Rafa Freire para el puesto de base, Ben Deware para tirar de lejos, Kaloyan Ivanov, Mohamed Koné o Lamont Barnes para luchar en el poste forman un buen puñado de fichajes. Y queda lo mejor a mi parecer, porque confieso que tengo muchas ilusiones puestas en el rendimiento de Kyle Singler, una sorpresa de fichaje, y en el crecimiento de un Alberto Jódar que tiene su primera oportunidad de triunfar en el baloncesto y olvidarse, por ahora, de la canción.

Y solo quedan los dos nuevos. Por un lado el Murcia, que ha apostado por Luis Guil para el banquillo y ha formado un gran equipo. Franch buscará crecer con jugadores mayores que él y demostrar que puede ser el futuro de este deporte. Es uno de esos jugadores que te dan ganas de volver a coger el balón del fondo del trastero cuando le ves jugar. Pero a él, han conseguido añadirle a Robert Kurz, James Augustine y Blagota Sekulic para tener un juego interior de garantías y eso es un punto a favor para mantenerse en ACB, perdón, en la Liga Endesa. Por el otro, regresan los gallegos del Blu:Sens con Moncho Fernández a la batuta. Mantienen el bloque del año pasado con Richard Nguema, Andrés Rodríguez, el Tuky Bulfoni, Deron Washington, Oriol Junyent o el incombustible Bernard Hopkins. A ellos, se les suman tres fichajes que pueden ser grandes sorpresas, el veterano Milt Palacio, el anotador Ebi Ere y el ágil interior Stephane Lasme.

Pero, como digo, aún espero alguna sorpresa si se confirma que el sindicato que encabeza Derek Fisher no llega a un acuerdo con la patronal. Ya han dicho que el Barça le hizo una oferta a Tony Parker. Si no juegan en los Estados Unidos, quién sabe lo que puede pasar. Solo espero que, al menos, si alguien del nivel de Kobe Bryant se apunta a esto, no se le ocurra a quien lo fiche las ideas que se le habían ocurrido a los de Bolonia. Pero lo dicho, la liga de la empresa de Borja Prado Eulate comienza, como quien dice, mañana. Vuelve el baloncesto.

4 comentarios:

achasa dijo...

Buenas, coincido con tu análisis. Todo quedará en los de siempre, no habrá muchos cambios. No creo que el Madrid supere al Barcelona, ni que el BBB repita lo del año pasado. Tampoco veo a Valencia o Unicaja superando a Baskonia, hipotético tercero. Coincido también en lo del Cajasol, buen equipo, cada año mejor. La revelación no sé cual será pero diría que el Joventut se mete en Play-off.
Alvaro.

Holden Caulfield dijo...

Siempre hay una sorpresa pero yo no apostaría por el Joventut, apostaría por Murcia, quizás. Incluso el Alicante. Ahora, a mí lo de apostar, las porras y de más sorteos se me da de culo, así que probablemente acierte más si me callo.

achasa dijo...

Me acabo de comprar un bono de tres partidos para ver a Tony Parker. Eso, si no se va antes a San Antonio, claro.
Allez Asvel!!!!

Holden Caulfield dijo...

Cómo te lo montas. Me parece muy bien. Ya me gustaría.