domingo, 12 de agosto de 2012

Jaroslav Kulhavy


Desconozco si el recorrido que los ingleses habían preparado en Essex para la prueba olímpica de mountain bike era difícil o no. He escuchado al comentarista decir que los corredores probaron el circuito meses antes del día de hoy, cuando se disputaba la final olímpica de la disciplina, y que, siguiendo sus sugerencias, la organización mejoró y dificultó el recorrido. 
A mí, me ha parecido una prueba emocionante y muy atractiva. Para cuando me he enganchado, ya solo quedaban cinco candidatos a la medalla. Después, me he tomado un descanso, y para cuando lo he retomado, José Antonio Hermida y Burry Stander se habían descolgado. 
La última vuelta ha sido muy disputada y apasionante. El coraje del italiano Marco Aurelio Fontana, la fuerza del suizo Nino Schurter y la elegancia del checo Jaroslav Kulhavy se han combinado para ofrecer un espectáculo fabuloso de fuerza y técnica. Vuelvo a repetir que jamás he visto una prueba de la Copa del Mundo pero, desde esa ignorancia, he disfrutado de la final olímpica con mayor emoción si cabe.
Parece que después de este título, Jaroslav Kulhavy, ganador de la Copa del Mundo en 2011, y mejor atleta checo detrás de la tenista Petra Kvitova, intentará el salto a la carretera. Según confesaba en una reciente entrevista, no tiene experiencia en esta competición, pero lo intentará equilibrar con ilusión y con los entrenamientos que realiza sobre asfalto. 
El éxito no está asegurado, pero tampoco será el primero en intentarlo, y el primero en hacerlo con éxito. Si tomamos la Copa del Mundo como referencia, Miguel Martínez, dos veces ganador de la misma, ya lo intentó con relativo éxito. El francés llegó a ganar la montaña del Tour del Mediterráneo y una etapa en el Tour de Beauce tras varias temporadas en carretera, repartidas entre equipos como Mapei, Phonak o Amore e Vita. Filip Meirhaeghe, quien reconoció el uso de EPO en 2004, ganó la Copa del Mundo dos años antes y también probó en la carretera. John Tomac, el americano que ganó la primera edición de la Copa del Mundo, intentó durante tres años tener éxito en la carretera. Y, como no, Cadel Evans, ganador de la Copa del Mundo en 1998 y 1999, es el mejor ejemplo de cómo encarar el cambio de disciplina con éxito. Si nos fuéramos a ver el palmarés del Campeonato del Mundo de cross-country encontraríamos más ejemplos, porque Michael Rasmussen fue campeón del Mundo en 1999, Ryder Hesjedal o Jerome Chiotti subcampeones y Luca Bramati o Frederik Kessiakoff consiguieron medallas de bronce. Con todos estos antecedentes, no parece que la apuesta de Jaroslav Kulhavy sea una apuesta alocada. 
Por el espectaculo de hoy, el subcampeón olímpico y actual líder de la Copa del Mundo, el suizo Nino Schurter no le va a la zaga. Era el favorito para vencer hoy, y sin duda que lo ha intentado, dando una demostración de destreza en las bajadas y de fuerza en las subidas, pero no ha sido suficiente. Fontana, por su parte, lloraba de alegría al encontrarse con un bronce que se ha merecido, igual que lo habrían ganado con merecimiento, el español José Antonio Hermida o el surafricano Burry Sander que, al final, han ocupado la cuarta y quinta plaza respectivamente. El español Carlos Coloma ha sido el siguiente en alcanzar la meta, tras dejar atrás al alemán Manuel Fumic quien ha entrado aplaudiendo al público. Un público que ha abarrotado el circuito para darle aún más brillo a uno de los momentos más espectaculares de unas Olimpiadas de 2012 que no han estado a falta de momentos brillantes precisamente.

2 comentarios:

Gaxen dijo...

Coincido con Holden, carrera muy entretenida y circuito espectacular.

Una pena ese salto de cadena sufrido a dos vueltas para el final por Hermida cuando marchaba cuarto a escasos metros del trío de cabeza.

También me ha llamado la atención la participación del belga Sven Nys, leyenda del ciclocross, en sus segundos juegos olímpicos.

Holden Caulfield dijo...

No me había enterado de eso, gracias por la info Gaxen. Creo que son más de uno los corredores que compiten en ciclocross y mountain bike al mismo tiempo. El propio Hermida ha disputado campeonatos del Mundo de ciclocross también. Una pena lo de la cadena y que no haya podido subir el bigote al pódium pero sinceramente creo que los tres primeros se lo merecían tanto o más.