domingo, 11 de noviembre de 2012

Jaume Leiva



Había leído que Jaume Leiva andaba de vacaciones por Camboya y que venía a la Behobia sin muchas esperanzas de estar delante. Pues lo ha estado, y ha ganado, con 01:01:33. El catalán, ganador del campeonato de España de media maratón hace un par de meses en Tordesillas por delante de Chema Martínez, es un corredor popular de 29 años que acaba de alcanzar la internacionalidad a base de progreso y entrenamiento. Muy querido por su sociabilidad en el pelotón de corredores populares, Leiva debutó en el campeonato del mundo de media maratón de Kavarna, Bulgaria, donde venció Zersenay Tadesse y él acabó 33º. 
Menos de dos minutos después del vencedor, entraba Marc Roig. En categoría femenina, la experta en carreras de montaña, la atleta de Elgeta Oihana Kortazar ha necesitado una hora, catorce minutos y 45 segundos para ser la primera mujer en cruzar la línea de meta. Después de ellos, han entrado hasta 21.470 corredores, entre ellos siete pormaratonianos (uno aún no ha debutado en nuestra prueba familiar, pero le contamos dentro de la comunidad) que han acabado, cada uno a su nivel, pero todos contentos (o relativamente contentos) con sus marcas. 
Esta vez, voy a ser exhaustivo antes de ser subjetivo, y voy a daros los resultados finales, que ya han sido publicados en la web oficial, de todos los pormaratonianos. Y lo hago por orden de llegada:

1. Álvaro, puesto 3351 en la general, 2171 de su categoría, con un tiempo de 1:26:45
2. Maiztegi, puesto 2366 en la general, 1285 de su categoría, con un tiempo de 1:27:26
3. Emi, puesto 4049 en la general, 2593 de su categoría, con un tiempo de 1:28:06
4. Manuel, puesto 5760 en la general, 3590 de su categoría, con un tiempo de 1:31:24
5. Mitxel, puesto 14907 en la general, 8091 de su categoría, con un tiempo de 1:47:24
6. Holden, puesto 16276 en la general, 8591 de su categoría, con un tiempo de 1:50:20
7. Gaxen, puesto 16339 en la general, 8621 de su categoría, con un tiempo de 1:50:29

Con los datos por delante, las conclusiones que sacamos, por las conversaciones que hemos tenido, es que, en general, todos nos hemos encontrado mejor de lo esperado. A pesar de la lluvia inicial y del viento final, la temperatura era la más adecuada para correr, y creo que los pormaratonianos no han sido los únicos corredores populares que se han visto hoy sorprendidos por sus prestaciones y sensaciones. Nada comparado con el año pasado, donde las altas temperaturas hicieron estragos. 
Álvaro ha hecho un tiempo sensacional, a pesar de no haber tenido el tiempo adecuado para entrenarse con calidad debido a sus muchos viajes. Ha hecho su mejor tiempo, pero él os contará más en pormaratones, como ya sabéis, que os dejo a un clic del enlace si pincháis sobre el nombre de su blog. Con Maiztegi no he tenido tiempo de encontrarme, debido a que ha llegado media hora antes que yo, ya que salía a las 10:30 con los mejores, pero, según me han contado los de cabeza, no ha hecho mal tiempo si tenemos en cuenta su accidentada preparación. Emi, por su parte, después de su largo viaje desde Barcelona, se ha encontrado mejor que el año pasado, cuando debutó, y ha conseguido mejorar la marca. Según me contaba, conocer el recorrido hace mucho. Se le ve con ganas de volver y hacerlo todavía mejor. Su compañero de viaje desde Barcelona, Manuel, debutaba en la Behobia y apenas ha podido aguantar el ritmo de Emi y Álvaro durante unos minutos. Me comentaba que la carrera le ha gustado mucho, que se ha encontrado bien, pero que guardaba fuerzas porque temía más cuestas. Si vuelve, saberse el recorrido le ayudará a hacerlo mejor aún. Mitxel ha aguantado hasta Irún con los dos pormaratonianos más lentos, y luego nos ha pedido permiso para largarse, mientras le veíamos marcharse con su estilo saltarín. Esperaba hacerlo peor, y, aunque no ha mejorado su mejor marca, vista las sensaciones de la semana, seguro que está contento. En línea de meta, se le veía entero y satisfecho. 
Por último, un servidor y Gaxen hemos hecho el recorrido juntos hasta el último kilómetro, donde yo me he encontrado pletórico y he apretado no por rivalidad si no por satisfacción personal al ver que podía estar cerca del 1:50:00. No he podido bajar, y eso me ha dejado un mal sabor de boca. Viendo como he ido fácil durante todo el recorrido, encontrándome solo un poco bloqueado de piernas en los toboganes, y ligeramente tocado de moral en el siempre doloroso paso por el puerto de Pasaia, y las fuerzas que he tenido para apretar al torcer para buscar el Kursaal, me queda la sensación de que he guardado demasiado y que podía haber bajado mi tiempo al menos en medio minutillo o quizás más. No voy a mortificarme: no tenía buenas sensaciones de caja, que sí de piernas, y sospechaba que este año no iba a mejorar mi marca. Así que haberla bajado seis minutos, solo indica que la que tenía era muy mala, y que queda mucho margen de mejora. Cada año y cada edición es un mundo, pero este resultado me anima para seguir intentándolo: la superación personal siempre es un ejercicio gratificante y enriquecedor. Sobre mi compañero de kilómetros, solo decir que le he visto comedido pero sobrado. Le he visto flojear un poco camino de Lezo, pero ha sido un espejismo. Que se haya quedado unos segundos a falta de 1.000 metros, no indica nada. Ha sido más fuerte que yo en Mirakruz, y me ha bajado a un ritmo muy potente desde que hemos dejado el Arzak atrás. Tiene mucho margen de mejora y es muy sólido en su ritmo, estoy seguro de que en la próxima bajará de los cincuenta minutos. Además, como compañero de ruta, ha sido inmejorable: nos hemos combinado muy bien en los ánimos y su información de tiempos, ritmos y kilómetraje me han hecho el recorrido mucho más fácil de gestionar. 
Ésa es un poco la crónica que puedo daros de mi experiencia behobiana en 2012. Mucho frío y una caladura de espanto antes de salir. Y eso que este año hemos sabido manejar mucho mejor el viaje. Hemos madrugado, hemos desayunado tranquilos en Loiola, hemos cogido el tren sin agobios, y hemos llegado a Behobia sin problemas. Ningún problema si no fuera por la lluvia que hemos tenido que tragarnos mientras nos encontrábamos con el único debe que, así, a bote pronto, le puedo poner a la organización. No es comprensible que para hacer uso de los camiones de las bolsas tengas que estar en Behobia hora y media antes de tu salida. El camión, con un retraso de media hora, es cierto, se nos ha ido delante de las narices, cuando aún quedaba una hora para que nos tocara salir. Supongo que la organización tendrá sus razones, pero no hemos sido los únicos, y ha sido un tanto incomprensible, la verdad. Al final, los empleados de la gasolinera de Repsol nos han hecho el favor de guardarnos la bolsa. Una chapa del copón por una mochila que probablemente estropee esta crónica porque le traerá al pairo a toda la gente. Pero, sí, mucha lluvia, mucho frío, los pies calados y las piernas zánganas hasta que no llegaron las cuestas de Irún. Luego paró, luego volvió, luego ha salido el sol cuando ya nos dábamos el lujo de una tacada de pintxos en Irún, donde volvimos para recuperar la bolsa. 
En resumen, buenas sensaciones (un poco encontradas, pero eso es aún más positivo) y muchos ánimos para seguir entrenando y mejorando los tiempos a nuestro humilde nivel que no busca más que la satisfacción personal, mejorar la salud (la física y la mental) y sobrevivir a la rutina de nuestra vida diaria. Buenos compañeros de jornada, antes, durante y después, con los que da gusto hacer piña, kilómetros... y comunidad. Os animamos a los demás a ir apuntándoos. 
Recuerdos para todos los participantes que han terminado (una nota de enhorabuena para el tiempo de Mónica, grande en su primera Behobia), y para los que no han podido. Zorionak para los ganadores y gracias a la organización por una nueva edición de una prueba que, cuanto más la corres, más la sientes, y más la disfrutas. E insisto, lo que más se disfruta, es el compañerismo y la amistad, muchas gracias a todos los pormaratonianos por hacer de correr una experiencia que va más allá del sudor y... los dolores.   
Ya sabéis, si queréis más y mejor, cliquad arriba que cuando él pueda, ya os dará su crónica en nuestro blog vecino. 
Por cierto, y como bien me pide, y me alegro tener que hacerlo, aquí os dejo otro enlace a otro blog donde, si os interesa, tendréis otra crónica de la misma carrera y de primera mano. Y ya, de paso, conocéis el blog: korrikalari popular

4 comentarios:

Ricardo Fernández dijo...

Enhorabuena por el tiempo Holden! Y enhorabuena a todos también!

A ver si el año que viene tenéis un compañero más...

Holden Caulfield dijo...

Aupa, Ricky, seguro que el año que viene somos más, y que tú estás ahí. Ánimo.

achasa dijo...

Eso, que la familia vaya aumentando!!!

Gaxen dijo...

Gran resumen, como siempre.

Si no es mucha molestia, intenta poner un enlace a mi blog, que lo he reabierto con la crónica de esta carrera.

Esperando que la familia behobiana/pormaratoniana crezca en próximas ediciones.

Un saludo, compañero!!!