lunes, 10 de diciembre de 2012

Hans Michael Holczer



No me quiero ni imaginar la noche que estará pasando el veterano técnico alemán. No es broma que el equipo que ahora preside, el Katusha Team, se haya quedado fuera del World Tour. Pues sí, si te gusta el ciclismo, no lo habías oído, y te sorprende, no eres el único, y tiene lógica, que el actual campeón del World Tour, Joaquim Rodríguez, no sea World Tour el año que viene no tiene, aparentemente, mucho de eso, lógica. 
Holczer dice que lleva más de treinta años en esto del ciclismo, pero lo dejó brevemente cuando el proyecto alemán que lideraba, el Gerolsteiner, se fue a la porra tras los positivos de Stefan Schumacher y Bernhard Kohl. Cuenta que después de eso encontró trabajo como profesor de matemáticas e historia, pero le llamó Igor Makarov y aceptó liderar el proyecto Russian Global Cycling Project. 
Para la temporada que viene, Holczer encabeza un equipo técnico en el que se combinan compatriotas, expertos autóctonos y otros profesionales europeos. Un equipo técnico amplio y de reputado bagaje: Slawomir Blaszczyk, Christian Henn, Valerio Piva, Dmitry Konyshev, Mario Chiesa, Claudio Cozzi, Gennady Mikhaylov, Uwe Peschel, Torsten Schmidt, Sebastian Weber, Erik Zabel, Michael Rich y Pierumberto Zani. Casi nada, paga tú a todos estos. Y paga a Joaquim Rodríguez, Mikhail Ignatiev, Pavel Brutt, Alexander Kristoff, Dani Moreno, Luca Paolini, Denis Menchov, Alberto Losada, Simon Spilak, Yuri Trofimov... solo por nombrarte algunos, si es que todos siguen la temporada que viene, tanto ciclistas, como técnicos. No va a ser fácil hacerlo sin saber si tienes asegurado el calendario más prestigioso de la temporada. 
Y es que, como contaba, hoy mismo la Comisión de Licencias ha hecho público su veredicto final y, ante la sorpresa generalizada, el Katusha Team se ha quedado fuera del World Tour para el año que viene. La Comisión no ha dado explicaciones aunque sí ha señalado que el equipo ruso ha solicitado la licencia en la categoría Profesional Continental. 
La alegría va por barrios y en este caso se lo han llevado Iwan Spekenbrink, el mánager de Team Argos-Shimano, que ha visto premiada su tozudez y su esfuerzo económico para conseguir formar parte de la élite del ciclismo internacional. Para ilustrarlo, hace nada que Reinardt Janse Van Rensburg, el ciclista sudafricano, confesó en una entrevista que sus puntos del 2012 le habían ayudado a tener ofertas de prácticamente todo el World Tour. Finalmente, fichó por el Argos-Shimano. Una alegría también para Marc Madiot porque su FDJ también ha conseguido licencia. Su compatriota Vincent Lavenu decía que estaba "aliviado" porque Ag2r ha conseguido también un puesto. El mismo desahogo ha demostrado Marc Sergeant al conocer que su equipo, el Lotto-Belisol, les acompañará. Y, por supuesto, la mayor alegría lenitiva se la ha llevado Alberto Contador. Bjarne Riis jugará, al final, con los mayores y Contador, Kreuziger y sus compañeros no tendrán que esperar a que les inviten a las carreras. 
Sí tendrá que esperar uno de los mejores, si no el mejor, corredor del año pasado, Joaquim Rodríguez. Por ahora, no hay declaraciones ni de Makarov, ni de Holczer, ni de Purito. Si las hay, yo no las he leído, pero seguro que las habrá. Hasta entonces, basta imaginar que ninguno de ellos dormirá hoy satisfecho. 
Por cierto, Igor González de Galdeano también podría brindar junto a Madiot, Lavenu, Sergeant y Riis, porque la Comisión de Licencias le ha otorgado a Basque Cycling Pro Team una de sus preciadas licencias hasta 2016. 

Esperemos que esta buena noticia, y aunque no tengan relación ni venga a cuento comentarlo, les ayude a acercar posturas con Miguel Madariaga y la Fundación Euskadi y lleguen a un acuerdo para adquirir la flota de autobuses del anterior proyecto vasco. No tiene relación, no viene a cuento, pero tenía ganas de decirlo porque ahora me propongo terminar esta entrada con una pequeña batería de noticias relacionadas con el ciclismo y, la primera, cómo no, me obligaba a mencionar esta noticia. Ya se había hablado de la falta de acuerdo con antelación, incluso se rumoreó que Galdeano se había interesado por los autobuses (misteriosos autobuses, ¿dónde estarán?, ¿quién los guarda?) que pertenecieron a la ONCE de Manolo Saiz. Fue hace unos días que Madariaga confirmó la falta de acuerdo y aireó las penurias económicas que ponen en serio peligro a la Fundación Euskadi y que han obligado a retrasar el pago de las nóminas de los asalariados de la Fundación. Una situación que se podría ver socorrida con la venta de la flota. Una lamentable situación que todos los aficionados esperamos que se resuelva con éxito. Ojalá se alcance el acuerdo, se produzca la venta, y todos los trabajadores cobren sus nóminas. Sin embargo, me da la sensación de que ésta no sería más que una solución temporal. Así que habría que añadir un segundo ojalá. Ojalá que Madariaga consiga un patrocinador estable, que alcance un acuerdo de colaboración con el nuevo proyecto privado, si es que aún lo buscan, y la Fundación Euskadi pueda seguir realizando su labor en las carreteras y fuera de ellas.
 
También destacaba estos días el estreno de un nuevo proyecto de cantera, aunque éste internacional. El ambicioso proyecto de Jim Ochowicz, el BMC Racing, anunciaba esta semana la puesta en marcha de un proyecto, supongo que con categoría continental, que buscará apadrinar y mejorar el talento de corredores de diferentes orígenes. Ochowicz, que confesaba su entusiasmo, explicó que los corredores entrenarán en pista y en carretera y disputarán el calendario norteamericano y el europeo. El proyecto lo encabeza Rik Verbrugghe, ayudado por Jens Blatter, Scott Major y Scott Nydam. El corredor más reputado es el australiano Timothy Roe, que ya corrió como profesional en el BMC. Junto a él, otros europeos que ya han ganado títulos nacionales, aunque algunos en categoría sub23, en pista o sobre asfalto, como los suizos Silvan Dillier, Stefan Küng y Tom Bohli o el checo Jakub Novak. Completan la plantilla los también suizos Valentin Baillifard, Kilian Frankiny y Arnaud Grand, los norteamericanos Taylor Eisenhart, Paul Lynch, Alexey Vermeulen y Tyler Williams, el italiano Igniazio Moser y el belga Loic Vliegen.

Otra noticia que encontró un hueco en la parrilla de noticias fue la puesta en marcha del grupo de presión Cambiar el Ciclismo Ahora, que aboga por unas normas éticas mucho más duras que las impuestas por la UCI. En su presentación, la cara visible del proyecto fue Greg Lemond, a quien muchos sitúan en la carrera por la presidencia de la UCI. Con un interés parecido, el MPCC, Movimiento por un Ciclismo Creíble,nació allá por 2007. Ahora, son muchos los equipos profesionales que intentan participar de esta nueva asociación. Ag2r, FDJ, Garmin, Lotto, Argos, Cofidis, Europcar, IAM Cycling, NetApp, Sojasun y Bretagne-Seche Environnement ya pertenecen al grupo. Y, recientemente, se han incorporado como miembros provisonales el proyecto del antiguo Rabobank, Lampre, Verandas-Willems, Crelan-Euphony (antiguo Landbouwkrediet), Team Type 1, Sanofi y Oster-Hus Ridler. El Bardini, el BigMat, el Colombia, La Pomme, OCBC, Optum y Plussbank ya fueron admitidos. Igor González de Galdeano se lo piensa y Androni Giocattoli lo ha solicitado. El objetivo de este proyecto es asentar unas bases de conducta ética aceptadas de manera voluntaria y atestiguadas de manera independiente. 

Por último, el triunfo final se lo llevó Aitor Hernández. El ex de Euskaltel-Euskadi se impuso en Igorre y rompió una racha de 25 años sin que ningún corredor vasco pusiera su nombre en la placa del trofeo. Egoitz Murgoitio salió muy fuerte pero pudo la estrategia de Hernández que aguantó el ritmo de Murgoitio para apretar al final y superar al de Abadiño, que, el día anterior, se había impuesto en Itsasondo encarrilando así la clasificación final del Superprestigio. El bilbaíno Jonathan Lastra volvía a ser el mejor sub23 en Igorre, donde, por cierto, todos los que asistieron recalcan el buen ambiente y la asistencia de público, y un poquito más lejos, en Overijse, Bélgica, el Caníbal de Baal, Sven Nys, demostraba que esta temporada no tiene rival.

2 comentarios:

achasa dijo...

Que asco me da la UCI y/o los responsables del ciclismo actual.
Vi el podium de Igorre y no me lo expliqué. Recuerdo los años de David Seco, que se moría por quedar entre los 10 primeros, casi todos belgas. Qué ha pasado? Que desde 2011 Igorre no es prueba del mundo. Eso explica el resultado. Lo cual, el mismo tiempo, no empaña la extraordinaria temporada de Aitor Hdez. y Egoitz Murgoitio.
Saludos!
Alvaro.

Holden Caulfield dijo...

Sabias tus palabras, bravos tus verbos, como bravas las patatas, como bravos los toros.