lunes, 26 de julio de 2010

Raúl González Blanco


Ni Joseba Etxeberria, ni Guardiola, ni Fran, ni Djukic, ni Bebeto, ni Laudrup, ni Mauro Silva, ni Julen Guerrero, ni Stoitchkov, ni Koeman, ni Zamorano, ni Suker, ni Polster... ni Raúl González Blanco. Como pasa el tiempo, uno se siente viejo de cojones. Parecía que nunca iba a llegar. Como dice Maxwell, yo tampoco veía a Raúl retirándose en un equipo que no fuera el Real Madrid. Aunque no se retire aún, se va a hacer rarísimo una temporada, la del año que viene, sin leer los nombres de Joseba Etxeberria, Fran Yeste, Raúl González o Guti en los periódicos. Cómo pasa el tiempo, joder, es lo único que puedo pensar.
Como con la retirada de Julen Guerrero, la marcha de Raúl González parece confirmar algo que estaba muy claro, que ya no somos unos niños. Ni los jugadores, ni los aficionados. Ahora contamos batallitas, ahora nos acordamos del gol del aguanís y parece que fue en blanco y negro. Ahora entendemos a nuestros abuelos.
Se va a hacer raro verle jugar en Alemania y ver al Real Madrid sin el jugador que, probablemente, mejor haya representado los valores del club en los últimos 16 años. Yo, ajeno al sentimiento madridista, siempre le he valorado como un profesional que ha sabido mantener una línea de cordura y honestidad digna de elogio. Además, soy sensible a su talento, poco, o poco vistoso, pero efectivo y generoso. Sus números son incontestables: más de 700 partidos oficiales (550 en Liga) y más de 300 goles (228 en Liga). A un paso del récord de Torpedo aunque la diferencia de partidos sea significativa. 6 Ligas, 4 Supercopas de España, 3 Ligas de Campeones, 1 Supercopa de Europa y 2 Copas Intercontinentales. Sus logros individuales también relucen. El éxito de la selección, le llegó tarde. Por eso también, ahora, pasado el tiempo, se gana mi afecto: porque falló penalties, porque fue perdiendo velocidad, porque vivió con dignidad la época sin títulos pero con cifras del Real Madrid, porque vivió con naturalidad el éxito y el fracaso.
Tío, parece mentira, qué frescos están aún los días en los que Valdano le decía que disfrutara, y Riverita nos hacía reír a todos con sus gallos de adolescente sin haber dado el estirón, y las televisiones hacían reportajes sobre el barrio de San Cristóbal de Los Ángeles como si fuera una barriada chabolista brasileña. Los tiempos en que quedábamos los amigos, divididos en dos bandos, para ver los partidos llenos de rivalidad entre el Athletic y el Real Madrid, y casi siempre salíamos cabizbajos los primeros, cabreándonos con los otros a pesar de sus falsos esfuerzos por contener la euforia. Como si hubiera sido ayer recuerdo a E dando vueltas a la mesa del bar y gritando con los brazos en alto: "¡Vamos mi niño, vamos mi niño!"
Pues "mi niño" es ya un ex-jugador del Real Madrid que se ha ido hoy del club con 33 años y una sobriedad en concordancia con su carrera. Sin aspavientos, sin el aplauso de un Santiago Bernabéu lleno, Raúl ha dicho hasta pronto y, a mí, lo que más me duele es que ya no hay remedio, tú, o planto un pino, escribo un libro y tengo un hijo pronto, o se me retira Iker Muniain en un abrir y cerrar de ojos.
A ver si en Gelsenkirchen, la ciudad de las chimeneas, el madrileño tiene ocasión de besar muchas veces su anillo para alegría de los mineros de Felix Magath. El Real Madrid, y esta es una opinión muy personal, deberá buscar pronto un relevo para el siete porque el equipo necesitará siempre, dentro de este nuevo fútbol moderno resultadista y globalizado, un eslabón con la parte más emocional y romántica.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!
Estas dos salidas me han provocado algo de un golpe de autismo. Ya tercer día no puedo cobrar ánimo para leer y ver las noticias deportivas. No tengo ganas ni fuerzas para hablar de ello con alguien. Hay una grandísima pena, enorme nostalgia...y poca esperanza que veré en este club en el futuro próximo a unos jugadores de misma casta, tanta deportiva como humana... Sí, todavía hay Iker, pero hoy es poco consuelo…

Elena, Moscú

Holden Caulfield dijo...

Ánimo Elena, todo se supera. Vendrán otros detrás, supongo.

Anónimo dijo...

Gracias, Holden Caulfield. Pero soy aficionada antigua y sé muy bien que los deportistas no se producen del aire. También soy muy, muy, muy madridista (que puede parecer algo raro cuando se trata de una extranjera), sigo a nuestra cantera, veo casi todos partidos del Real Madrid Castilla por eso sé que la fábrica blanca forma a los futbolistas para todo el mundo excepto el propio Real Madrid. Mientras que RM Castilla anualmente desciende a las entrañas de la Segunda B la cantera de nuestro eterno rival dirigida por Lucho Enrique ha realizado un salto impresionante a través de dos divisiones. Entiendo por qué existe esta diferencia. Sigo también las competiciones internacionales y veo cuántos y cuáles canteranos madridistas están en las selecciones españoles. Por todo ello los motivos para algun mi optimismo son tantos míseros.

Anónimo dijo...

He olvidado identificar my post.
Elena, Moscú.

Holden Caulfield dijo...

Aupa Elena,
Yo soy aficionado de un equipo que, para lo bueno y para lo malo, tiene un 60% de su plantilla con jugadores de cantera, y si no fuera por ella, no seríamos lo que somos, para lo bueno y para lo malo. Este año ganamos la Copa de juveniles al Real Madrid de los Sarabia, Rodrigo, Fran Sol y compañía. Probablemente, muchos de ellos estén jugando en Primera y en Segunda en pocos años, pero pocos, si lo consigue alguno, jugará en el Real Madrid. Supongo que el Real Madrid tiene una política distinta, pero su cantera es buena, Granero, Parejo, Soldado, Javi García, los Callejón, Borja Valero, Juanfran, Rubén, Negredo, Mata, Diego López, Paredes, Bueno... Solo por nombrar los más recientes que se han hecho una carrera fuera del Real Madrid. Que todos no podrían estar al mismo tiempo, vale, pero que ninguno pueda ser un jugador importante en el Real Madrid, me sorprende. Quizás es porque, como te digo, yo no soy madridista y soy aficionado del equipo que soy, así que igual lo veo todo distinto. Pero, bueno, si Mourinho consigue que ganen la Copa de Europa, nadie se acordará de Raúl ni de que no hay jugadores de cantera.
Un saludo

aolivaresa dijo...

Una noticia muy triste la salida de Raúl, para mí y para todos los Raulistas, me ha parecido una verdadera guarrada lo que han hecho con Raúl, eso ni ha sido despedida ni nada de nada, después de lo que ha hecho en su carrera profesional por la entidad blanca, bueno desde aquí le doy las gracias por la trayectoria tan buena que ha llevado aquí en España como jugador del Real Madrid y como jugador de la selección, por las alegrías que nos ha dado con sus goles, sus victorias y su profesionalidad y le deseo todo lo mejor fuera de nuestras fronteras, AUPA RAÚL.
Salu2

Holden Caulfield dijo...

Muchas gracias por tu comentario.
Saludos