miércoles, 15 de septiembre de 2010

Michel Platini



Si no tuviera esa manía de titular mis entradas con el nombre rutilante del último personaje que se me ocurre (lo de Platini va por la UEFA, lo de la UEFA por la Champions y lo de la Champions viene a cuento), esta entrada se titularía “la experiencia champions” o algo así, algo que rotulado quedaría impactante en un Marca sin fotos de Larissa Riquelme o la última conejita de play-boy haciendo aerobic.
Hoy estreno formato: la entrevista. No lo había hecho hasta ahora y venía rumiando la idea desde hacía tiempo. Pero que no os entre el canguelo, no me voy a poner ahora con ínfulas de periodista. Tenía una grabadora por ahí. ¿Me imagináis con ella intentando entrevistar a un jugador del Sodupe solo por hacer algo original? Sería capaz, por qué no, seguro que cualquier jugador de División de Honor, y he dicho el Sodupe por decir cualquiera, tiene algo más interesante que contar que los personajes que analiza con parsimonia Olga Viza. Yo es que soy así de raro.
Pero no. Nuestro entrevistado no es famoso, aunque quizás podría contar cosas más interesantes aún que las del jugador del Sodupe, si no fuera porque el entrevistador, yo, deja mucho que desear, ya veréis.
Nuestro entrevistado es el vecino de pormaratones, el de las asics, el que se nos ha pirado a Francia por asuntos laborales de la misma manera que antes se fue el de “Un franco, 14 pesetas.” No es la primera vez, ya pasó por Toulouse, y luego por el Colegio de España de París, donde ya nos dio de qué hablar con Chedli Tchita, y ahora le toca a Lyon acogerlo en su seno. La tercera ciudad más poblada de Francia, conocida por la seda y el buen comer, ya le ha dado la orilla del Ródano para seguir con sus carreras, como podéis leer en su blog si os apetece.
Bueno, pues, al parecer, nuestro amigo se aburría y, como le quedaba cerca, ayer se fue dando un paseo hasta el Stade Gerland para ver el ambiente del partido entre el Olympique de Lyon de Gourcuff y el Schalke 04 de Raúl González Blanco. Al final, se nos animó, se compró la entrada más barata que pilló y se metió al campo después de enviar un mensaje de texto en el que se le veía emocionado ante, como habría titulado el Marca, su primera “experiencia champions” (lo del Dinamo de Tiblisi, amigo, yo creo que casi no cuenta ni como experiencia, es broma).
El caso es que se me encendió la bombilla y me dije, pues te entrevisto, sí, por todo lo alto, te hago una exhaustiva entrevista, me hago el listo apuntillando tus respuestas, y así me queda una entrada de lo más chula. Y sorpresas de la vida, el de las asics ha entrado al trapo. Así que, sin más prolegómenos, ahí va la entrevista:

- Decía Joseba Etxeberria en una de sus muchas entrevistas de despedida, que un recuerdo inolvidable sería siempre la musiquilla de la Champions sonando en San Mamés. ¿Cómo es para un espectador?
Entré al campo preguntándome lo mismo. No me acordaba de la sensación que tuve viendo al Tibilisi. Claro que la pusieron, cuando saltaban los equipos en fila, pero el sonido no estaba muy alto y tampoco se percibía mucho. Más me llamó la atención el trapo ese que ponen en el medio del campo y que es un balón de fútbol (el símbolo de la UEFA). Cuando entras y lo ves dices: joder, qué guapo, es partido de Champions.

- ¿Y cómo es el Stade Gerland?
Pequeño, para unos 35.000. Las esquinas no tienen graderío, con lo que se abren unos huecos feos. Pero es coqueto, incluso bonito. No sabría decirte un campo parecido. Los graderíos que caen hasta el césped son más largos y grandes que los segundos anfiteatros, más pequeños. Te enviaré alguna foto. Está hundido en el suelo, desde fuera no se percibe cómo es. De hecho, desde fuera se ven unos arcos, a modo de coliseo romano, que es por donde debes pasar para acceder a una especie de plaza desde donde, ahora sí, accedes al campo, a las vomiteras que dan a pie de campo. Lo mejor sería que te enviase alguna foto porque es difícil de explicar. Ahora bien, tiene palcos vips, todos acristalados. Los del Schalke estaban como ponen a los rivales en San Mamés, detrás de una portería y separados por la policía. (Aquí no cuentas lo de los tres controles y el aspecto amenazante y robótico de los gendarmes, ¿eh?)

- ¿Diferencias entre la afición francesa y lo que conoces de San Mamés? Por no hacer la comparación con Lasesarre, claro.
Pues no sé si en general en Francia son muy de animar, pero en Lyon animaron todo el rato. Como te decía, sobre todo, la Virage Nord (curva norte) que era la que yo tenía frente a mí. Fueron ellos los que iniciaron el mosaico, sacudieron las bandera y las bufandas... Eran los que comenzaban todos los cánticos. Había algunos cánticos como los de "que bote, que bote san mamés" (lo digo por la música y la acción, no sé lo que decían). También hablaban con el graderío de enfrente, en plan, "hola fondo norte, hola fondo sur", pero mucho más largo y trabajado. A los rivales no se les silba, se les abuchea: uuuuuuuuuuu. Eso me chocó. Los alemanes también se hicieron notar y cantaron bastante, y también movían mucho las banderas. Yo diría que no había cánticos para los jugadores. En general diría que hubo muy buen ambiente y que animaron durante todo el partido. (¿Y lo de la cerveza y el kebab? Lo dejamos para otro día.)

- ¿Raúl, Gourcuff, Bastos... alguno más?
Raúl apenas hizo nada, pero se le ve muy importante en el equipo. Baja a recibir y comienza la jugada con alguna pared. Busca pases que sus compañeros no le entienden (no sé de quién es el problema). Deportivo como siempre en el choque, pide perdón y da la mano con quien ha chocado, por ejemplo con Lloris. Corre mucho, a veces sin sentido. Mejor que Huntelaar, a quien apenas se le vio, pero tiene planta de buen delantero. Gourcuff juega con el 29. ¿Por qué? Tiene detalles de Zidane. Mucho pisar y pasar. Es un arte del control, pisar, pasar, buscar el desmarque con el pase. Me gustó. Junto con Toulalan hacen una buena pareja. Toulalan es Gurpegui, todo corazón, sin técnica, que siempre remata alguna, aunque lo haga mal. La leche es el ritual de Gourcuff en los córners. Tarda 30 segundos. Besa el balón, lo mima, respira, pone el cuerpo... todo como si fuese una falta, un libre directo. Claro, así va luego, como un obús al punto de penalty. Jurado, nada, solo calentó. Le vi hablando con alguien y me pregunté en qué idioma lo haría, nada más. Lloris es muy bueno. Salvó al equipo del 0-1. Luego expulsaron al defensa (creo que quiere decir uno del Schalke 04 de apellido impronunciable que se fue muy cabreado) y no tuvo presencia. Pero ahora recuerdo dos paradas muy importantes con el 0-0. De Bastos no te puedo decir nada, que metió el gol de churro. Lisandro es un ídolo. Muchas camisetas eran de él. Falló lo que quiso y alguna más. Si siempre tienes esas ocasiones es normal que se hinche a meter goles, pero joder. Mucho corazón. Metzelder estaba lesionado y no estuvo. Cris tampoco jugó, creo. (No, no jugó, y el de la roja, ya que lo he visto lo escribo, se llama Benedikt Howëdes)

- ¿Y la parafernalia espectacular de la UEFA?
Nada especial, excepto la manera de presentar las alineaciones. Al mismo tiempo que un tío da los nombres, desde el túnel de vestuarios sale corriendo un niño que se coloca justo en la posición del jugador nombrado. Ejemplo: LLORIS!!!! y sale un niño directo a la portería, RAUL!!!!! y un niño se pone de delantero. Así 22 niños equipados con las camisetas de cada equipo, dibujando un 1-4-4-2 marcado en el suelo por unos mini-conos. Esto no sé si es de la UEFA, pero sí que es curioso. Por lo demás, nada en particular.

- Tú ya tienes una experiencia vital considerable en Francia. Llevo unos días leyendo el libro de Enric González y me chocan sus alusiones sociales y culturales aplicadas al fútbol, cómo analiza los clubes con respecto a características que podríamos decir que pertenecen a la sociología o lo político, ¿se vio en el campo o en la grada alguna diferencia cultural que te chocara?
No sé cómo es el PSG. Pero Lyon es interracial. Detrás mío tres negros como Bill Cosby, en familia. A mi lado, cuatro amigos marroquíes o turcos, es decir, moros pero occidentalizados. Mi butaca daba al pasillo, donde estaban sentados un montón de argelinos con malas pintas. Delante mío un lyonés normal y corriente. Un poco más adelante, una madre de 36 años con su niño de 6 que le lleva al fútbol. Mucha mezcla. Hay que tener en cuenta que Lyon ha ganado la liga 8 años de los últimos 10. Creo que ha habido mucha gente que se ha subido a la ola del OL. Pero muchas razas y mezclas. Cuando vaya a ver al Asvel Villeurbanne, te diré qué tipo de gente va a ver el baloncesto (el 24 contra el Buducnost igual voy). Por tanto, en Lyon hay de todo.

- ¿El partido fue aburrido?
La primera parte fue una mierda. Fútbol cero. El gol, que fue una mierda, la expulsión y dos paradas de Lloris. La segunda estuvo bien por parte del Lyon que atacó y atacó. El Schalke no podía hacer nada. El dominio fue claro, pero fallaron mucho. Si hubiese sido 11 contra 11 habría sido una mierda. Ambos equipos van de culo. El Schalke ha perdido todo y el Lyon 5 puntos en 5 jornadas (5 de 15 posibles, poco).

- Habiendo leído en los últimos días comentarios sobre los precios de las entradas en Bilbao y el resto de campos de la liga española, ¿cómo se te quedó el bolsillo?
35 euros, la más barata y detrás de una portería. Se veía bien. Ésa fue la mía. La siguiente eran 50 o 55 y de ahí para arriba, no te quiero decir porque no lo vi Sé que había 6 categorías de entradas y que la mía fue la 6ª. Como fuese en proporción... La de 35 no me parece caro para ser Champions y fútbol, pero bueno, hay que pagarlo. Al Asvel se le puede ver por 14 euros contra el Buducnost. El día que vengas te llevo a ver al Asvel. (¿Catorce euros para ver a Gelabale? Bueno, por lo menos aún nos quedaría Foirest, aunque parezca mentira.)

- Y última, no tiene nada que ver con el partido, y puede que ni con el fútbol, pero me he acordado de Gignac y Abardonado estos días, ¿alguna reacción del mundo del fútbol ante la decisión "política" de Sarkozy para con los gitanos?
Sólo se que Bruselas le ha llamado la atención y le ha dicho algo así como que qué cojones está haciendo, que ya vale. Ahora los franceses, más preocupados que con eso, lo están con las jubilaciones, que ha conseguido retrasarlas. Cuando yo llegué hubo una huelga general contra ellas. Da igual, lo ha llevado hacia adelante. Creo que pueden pasar a ser hasta los 63 o algo así. Son menos años que en España de todas formas. (Cómo se nota que el mundo, más que un pañuelo, es un laberinto económico bien entrelazado.)

Y eso es todo, va una foto, para encabezar, del Stade Gerland, que nos ha mandado nuestro amigo, mejor que poner a Platini haciéndose viejo y orondo. Prometo que la próxima entrevista se la hago a un jugador del Sodupe.

4 comentarios:

achasa dijo...

La madre que te... pero si lo has puesto literal!!!! si lo llego a saber me pongo más, no sé, diferente. Qué mal. Bueno, es lo que hay. En otra no me pillas, la del Asvel no te la hago. Es broma y la edad de jubilación son los 62 años.
Saludos

Holden Caulfield dijo...

Pero lo he corregido un poco, coño, bastante trabajo me ha llevado ya.

achasa dijo...

ya, ya. Me he fijado en ciertos detalles. Te he mandado unas fotos. Oye, que no me ha molestado, solo que pensaba que lo ibas a novelar y no a poner como una entrevista, nada más.

Holden Caulfield dijo...

Ok. Te he contestado. Hay una pregunta (respuesta) que quizá pueda ser malentendida.