lunes, 4 de julio de 2011

DaJuan Summers


Casi que iba a encabezar con el nombre de ella, pero me he cortado, ya se presenta ella bien posando a la cámara, ¿verdad? Esto, en realidad, va de baloncesto, de cómo el mercado de fichajes en Europa ha empezado a velocidad de crucero y tiene pintas ya de no parar. Y eso que aún queda el Eurobasket para servir de pasarela a nuevos jugadores y conocer las consecuencias de un lockout que aún me resisto a considerar.
Pero buscaba un nombre con el que encabezar la entrada, porque nombres va a ver unos cuantos, y elegí el de DaJuan Summers porque el alero de Georgetown, que la temporada pasada no tuvo muchos minutos con los Detroit Pistons, acaba de fichar por Montepaschi Siena que busca devolver los golpes que ha recibido de otros equipos. Y entonces me acordé que ya hace un tiempo, Summers se ganó unos minutos de fama al hacerse pública la apuesta virtual que había hecho con la estrella del cine para adultos Valerie Luxe, la de la foto, sí. Una foto en la que los dos salen con sus respectivos uniformes de trabajo. Ambos se retaron a lograr 4.000 amigos (o como se llame) en el Twitter. Si perdía Summers, éste le pagaría a Luxe una entrada con todos los gastos pagados a un parque acuático, sí, a un parque acuático. Si ella no llegaba primero, prometía una cena y un buen masaje al alero de los Pistons. ¿Quién ganó? Creo que Summers, pero no lo tengo muy claro.
De todas formas, como decía, esta entrada era para analizar un poco cómo va el mercado europeo. Un mercado que se ha visto sobresaltado por los rumores de crisis en Grecia. Contaban que los dueños de Panathinaikos y Olympiakos dejaban sus equipos, aunque, al final, parece que los primeros seguirán en el negocio. Ioannis Bouroussis ya se ha declarado agente libre aunque está pendiente del negocio del siglo y de los registros de sus llamadas por teléfono. Esto ha hecho que el mercado se tambaleara, ante la cantidad de jugadores de prestigio que podían quedar libres. El dinero parece fluctuar con una facilidad asombrante y ahora está en Turquía. Los turcos siempre han aspirado a tener protagonismo, pero este año parece que quieren tirar la casa por la ventana. También en Francia parece que vuelven a apostar por el baloncesto, mientras que los griegos se controlan y en España y en Italia el mercado lo protagonizan equipos concretos. En Alemania, por cierto, todo el mundo sigue esperando que el ambicioso proyecto del Bayern de Munich de Marko Pesic siga creciendo.
En Italia, la atención se la ha llevado, desde un principio, el fichaje de Scariolo por el Armani Jeans Milán. Y no solo porque el entrenador italiano regresa al Pallacanestro, si no que también destacan los 45 millones de euros a gastar en tres años que le han puesto sobre la mesa. Por ahora, Scariolo los ha usado para robarle dos jugadores al Barça, Omar Cook y Antonis Fotsis, y otro a un rival directo, el Montepaschi Siena, Malik Hairston. Por eso fueron a por Summers los de Siena y no a por Valerie Luxe. Dicen que los de Siena también quieren a Drew Nicholas y, por supuesto, ya se han hecho con un flamante fichaje, el de David Andersen.
También en Italia, destaca el regreso de Aleksander Djordjevic a los banquillos de la Lega, será al Benetton de Treviso. Terrell McIntyre fichará por la Virtus Roma para intentar olvidar su mal año en Málaga.
En Rusia, el CSKA, a pesar de hacerse con la Liga, tiene que recomponer su equipo, especialmente tras la retirada de Holden y Langdon y la marcha de Bykov y Smodis. Por ahora, se han hecho con Anton Ponkrashov y Darjus Lavrinovic, pero comentan los entendidos que están muy cerca de hacerse con Milos Teodosic quien, al parecer, ha rechazado a un FC Barcelona que anda como loco por lograr un base de prestigio que substituya a Ricky Rubio. Y los del CSKA, por cierto, ya han empezado a adelantarse al lockout y se han hecho con Nenad Kristic.
También en Rusia, Boban Marjanovic, un pivot joven de 2’22 que vimos jugar por Bilbao, ha fichado por el BC Nizhny Novgorod, un equipo que también se ha hecho con el MVP de la D-League, el ex-jugador ya del equipo de Iowa, Curtis Stinson. Vitali Fridzon ha renovado por el Khimky, donde también parece que sigue Zoran Planinic y se lo piensa Raúl López mientras está de vacaciones en Menorca con Axel Hervelle y Alex Mumbrú, y Maciej Lampe dejará, parece, Unics Kazan para viajar a occidente.
En Israel, lo más destacable, además de la renovación de Big Sofo por el ganador de la Liga israelí, es el fichaje por el Maccabi de Tel Aviv de John Scheyer, reciente estrella de Duke.
El dinero, como decíamos, parece que está en Turquía. Jaka Lakovic ya ha fichado por un Galatasaray que, según algunos rumores, está dispuesto a dejarse los cuartos en Nando de Colo y Tracey McGrady. Dusko Savanovic y Stanko Barac parece que también están cerca de recalar en la liga turca. De donde se marchan Igor Rakocevic, que apunta a la ACB, Bostjan Nachbar, Reinaldas Seibutis que vuelve a su país tras una temporada magnífica, y digo yo que alguno más.
También decíamos que sorprende el protagonismo que está adquiriendo el mercado francés, especialmente por el ASVEL Villerbaune que parece querer reverdecer viejos laureles (qué frase más bonita, joder). Los frances han fichado a Jamie Skeen, auténtico líder de la sorpresa de la última NCAA, la Virginia Commonwealth de Shaka Smart, y del que ya hablamos en este blog. Además, también se han hecho con los servicios de un pivot alto y con experiencia NBA como Hilton Armstrong y dicen que van a por Nick Calathes. En la misma liga francesa, unos llegan, otros se van. Vule Avdalovic, ex-ACB, ha hecho una gran temporada en Francia pero se marcha en busca del dinero ucraniano y el año que viene jugará para el Donetsk. También dicen que se puede ir el joven base francés Antoine Diot que, el año pasado, estuvo muy cerca de llegar a Bilbao. El que se queda es Alex Acker, un auténtico trotamundos que renueva por LeMans. Mustafa Shakur también jugará en Francia, en el Pau-Orthez, y Joseph Gomis ficha por el Limoges que ni tan siquiera juega en la primera categoría.
Ya hemos dicho que Seibutis volvía a Lituania, pero no es el único, Darius Songaila, tras una dilatada carrera en la NBA donde tuvo sus mejores años con los Bulls, regresa al Lietuvos Rytas. Al mismo equipo, llega desde la ACB, Robertas Javtokas.
En otras ligas, como la belga, se conforman con la llegada de Jiri Welch. A Argentina, por cierto, vuelve ya seguro Maxi Stanic y quizás también lo haga Pancho Jasén.
Por último, en la ACB ya tenemos un buen puñado de jugadores que debutarán o regresan a la liga, algunos de ellos, de indudable calidad: Chuck Eidson, Stefan Markovic, Marquez Haynes, EJ Rowland, Luka Zoric, Ondrej Balvin, Luka Bogdanovic o Adam Hanga. Vendrán más, otros se irán, y movimientos internos quedan para dar y tomar.
Además de todo esto, queda saber qué pasará al otro lado del océano. David Stern está triste y preocupado. Los equipos NBA, cabreados, y han quitado todas las fotos de sus jugadores de las páginas web. Los jugadores parece que están más unidos que en la última ocasión que se dio esta situación y, algunos, parecen hasta ansiosos por jugar en Europa. La lista de jugadores NBA que han confesado ya su deseo de jugar en Europa si no hay liga, se alarga cada día: Deron Williams, TJ Ford, Ron Artest, Marco Belinelli, Pau Gasol, José Manuel Calderón... Rudy Fernández se marea an te la propuesta de Florentino Pérez que, además, le dejaría regresar a la NBA si el lockout se termina en enero. Ibaka ha dicho que querría volver a Manresa si no se juega en la NBA. Andrei Kirilenko también apunta a la ACB y, además, ha dejado claro que al ser agente libre, él bien podría quedarse todo el año en Europa aunque el lockout se arreglase más tarde. Kobe Bryant, ya de salir, apunta más al negocio económico, como otros, y habla de China. David West se declaró agente libre por si acaso. Omri Casspi ya suena en Israel. Y etecé y etecé. Aún no está claro qué puede pasar. La NBA es un negocio demasiado suculento como para prestarse a tomar decisiones impulsivas. Aún habrá más reuniones, aunque parece que las posturas están enconadas. Si finalmente se cierra la liga y no juegan hasta después de Navidad, apostar por aprovechar las vacaciones forzosas de alguno de estos jugadores, puede ser una apuesta muy arriesgada para los equipos europeos. Habría que reflexionar en relación al coste económico de la operación, el verdadero beneficio deportivo, la repercusión en la plantilla, las consecuencias posteriores a su regreso a la NBA, el nivel de compromiso que traerían... Quizás los jugadores europeos que regresaran, o algunos americanos con un perfil concreto podrían encajar sin problemas, pero lo de estrellas acostumbradas al protagonismo, a la falta de estrategia, y a otros detalles más concretos, yo, personalmente, no lo veo muy claro. La calidad suma por inercia, pero, a veces, es más eficaz otro tipo de recursos deportivos.
Aún así, el mercado está lanzado, Valerie Luxe preparada para soportar el calor y DaJuan Summers bien cenado y masajeado. Nos queda esperar al Eurobasket, después de haber disfrutado ya del femenino, donde reinaron las rusas, el sub-20, la Copa América, el Europeo de fútbol sub-21, el sub-19 y el yo qué sé, vaya veranito de competiciones internacionales.

4 comentarios:

Lench dijo...

Vaya ensalada rusa! Mezclar tantos ingredientes en un post...
Hola, Holden Caulfield! No te aburre enumerar tantos nombres? A mí, cuando me toca, me irrita muchísimo componer un ‘culebrón’ de los nombres o/y de los números. Pero a veces es imposible evitarlo.
En ru-net hace un tiempo prometí no opinar sobre los pronósticos y sobre los fichajes futuros. Me parece uno de los asuntos más inútiles ¿no?
No voy a negar que me interesa el futuro de varios jugadores. Raül es uno de ellos (sigo esperando que seguirá en el Khimki), pero intento no centrarme en ello demasiado. Y entiendo muy bien a los periodistas que tienen que llenar los huecos publicando tantos rumores. No les reprocho de eso, su vida es así. Este año al mundo de baloncesto le ha tocado ‘suerte’ con los griegos y lock aut. Sin estos dos sucesos y con la crisis el mercado estival de fichajes habría sido muy, muy, muy diferente al actual, creo que mucho más frugal. A ver que resulte de todo ello?
Un saludo de Moscú :-)

Holden Caulfield dijo...

Hi Lench,
Yo tampoco me fío de los rumores, pero me divierten. Se hacen plantillas de fantasía que casi son mejores que las que acaban siendo verdad. A veces, algunos rumores son evidentes invenciones de los periodistas que necesitan cumplir con el cupo de titulares, pero bueno. Lo que si parece verdad es que os quitaremos a Raúl López. Ya lo siento por vosotros, pero yo me alegro de este fichaje para el BBB.

Lench dijo...

Buenas! Sí, todo apunta que Raül elige al BBB. Hay unas extrañezas en este traspaso. Primer periódico que publicó esa información fue el Correo y lo hizo refiriéndose a los directivos del Khimki. Pero la web del Khimki guarda el silencio sobre ello, mientras que sigue publicando otras noticias del club. En los casos de salidas anteriores (Savrasenko, Papadopoulos) la información oficial se adelantó los rumores. Sobre la salida de Raül en la prensa rusa no hay información oficial ninguna! Algo raro ¿no?
Y yo quiero explicar en qué se basaba mi seguridad de su continuación aquí: en sus propias palabras. Él mismo me dijo varias veces que está a gusto en el Khimki y que si el club le hubiera ofrecido ampliar su contrato él lo habría aceptado sin dudas. Raül dijo lo mismo a sus seguidores españoles que vinieran aquí para visitar a su ídolo (yo les ayudaba realizarlo), su primera pregunta a jugador siempre fue ¿Cuando vuelves a España? Pero la verdad es que después del último partido (en aquel momento la liga española ya se acabó) Raül contestó sobre su futuro que todo está en el aire.
Ahora pienso que esa pregunta repetida se haya convertido en una razón más a favor de su vuelta. Sus muchos seguidores le echan de menos. Hay otras razones. A mi modo de ver son las siguientes. Sus amigos le necesitan. Y sus amigos juegan en el club que no es ajeno para nuestro protagonista. A este club y a sus amigos les toca debutar en el máximo nivel europeo donde la experiencia pesa más que muchas otras virtudes. Además, el BBB va a representar en Europa su liga natal (algo patético, pero es literalmente así). Y al final el baloncesto español necesita a sus bases, a unas referencias para los jóvenes jugadores (un argumento aún más patético).
De este modo me estoy consolando a mí misma, y escribiéndolo todo esto estoy a punto de deshacerme en llanto...

Holden Caulfield dijo...

Lench, ¡no llores! Seguro que ficháis a otro tan bueno como Raúl y, además, ya eres un poquito del BBB así que, por lo menos, no se va al CSKA. Espero que en Bilbao rinda a la altura de lo que lo ha hecho allí.
Un abrazo