domingo, 7 de abril de 2013

Iñaki Azkuna



Extraño es, ¿verdad?, que encabece una entrada de este blog un político. No es la primera vez, pero, en esta ocasión, no hay más razón que la ridícula que muchas otras veces me ha obligado a cometer los mismos atropellos y realizar los mismos tirabuzones. No tengo intención de hablar del alcalde de Bilbao, pero él estaba al lado de ella cuando ella, hace solo unos días, anunció que, tras más de 25 años de carrera, tocaba poner un fin a ésta. Y como su nombre ya lo usé en otra ocasión, y de manera desaprovechada, porque más que hablar de ella, hablé de The Pretty Things, y como aún mantengo esa tozudez un tanto patética que me obliga a intentar evitar repetir nombres en los encabezamientos de las entradas, pues, por todo eso, me he visto obligado a usar el nombre del alcalde en lugar del nombre de la atleta.
Para compensar, pongo una foto bien grande de ella, otra bilbaína de pro, tanto o más que el alcalde, luciendo su entusiasta sonrisa que tantas veces habrán agradecido tanto sus compañeros como sus rivales. Ya no hará falta que lo diga, pero hablo de Virginia Berasategui y hablo de que ha decidido retirarse al finalizar esta temporada.
Durante la rueda de prensa en la que anunció su próxima retirada, Berasategui explicó que "el deporte ha sido el pilar sobre el que se ha sustentado mi vida y aunque nunca lo abandonaré, ya que lo creo necesario para cualquier persona, quiero ser algo más que una triatleta" (elpaís, 4 de Abril de 2013). Suena a nuevos retos, personales y profesionales, que seguro que afrontará con el compromiso y la dedicación que le puso a una de las disciplinas más exigentes del deporte internacional. Quizás por ese compromiso y dedicación, conoció el éxito y el reconocimiento, y porque cabe esperar que se aplicará de igual manera en sus nuevos retos, pues se supone que triunfará una vez más. 
La atleta bilbaína ha tenido espacio en este blog por razones caprichosas y alejadas de su currículo. A saber: por las veces que me la he cruzado en conciertos, y siempre es agradable que los deportistas que admiras compartan contigo gustos músicales, y por las veces que nos hemos rozado en las carreras populares, que han sido menos, y de lejos. Por sus grandes logros, ya ves tú, nunca la hemos mencionado en este blog, y lo hacemos ahora, cuando se propone decir adiós. 
Aún y tarde, no me resisto a recordar lo que ha hecho desde que allá por finales de los ochenta, como explica en su página web personal, debutara en el triatlón de Castro con una victoria:

Campeona de España de Duatlón absoluta en 1994 y 1996
Campeona de España de Triatlón Distancia Sprint en 1997
Campeona de España de Triatlón Distancia Olímpica en 1994, 1996 y 2001
Campeona de España de Triatlón Larga Distancia en 1995, 1996 y 2009
Campeona de Europa de Triatlón Larga Distancia en 2009 y 2010
Campeona del Mundo de Triatlón Larga Distancia en 2003 y 2010
3º en el Ironman de Hawaii 2009
Ganadora del Ironman de Lanzarote 2004 y 2005
Premio a la mejor triatleta española del siglo XX otorgado por la Federación Española de Triatlón
Mejor Triatleta de España en 1994, 1997 y 2009
Mejor deportista vizcaína en 1992, 1994, 1997, 2003, 2008 y 2009.

Por supuesto, os podéis imaginar que he reducido hasta el mínimo la lista y que si pone todos los trofeos en línea igual le sale la suficiente distancia como para marcarse un maratón. Con tanto reconocimiento, no creo que le haga falta a la triatleta vizcaína el de este blog, igual le hacía más falta al alcalde, aunque no lo creo. Aún y con eso, yo he seguido escribiendo y mientras lo hacía, me he ido acordando de los pormaratonianos que últimamente tratan de emular a Virginia Berasategui. Alguno ya ha empezado a competir, según me contaban esta mañana, a otros les queda poco para tener que subir el Vivero un par de veces sin rechistar, así que, ánimo a todos, y ánimo también a Berasategui en lo que le queda de carrera deportiva y en lo que esté por venir.

4 comentarios:

Ricardo Fernández dijo...

Ey, pues a punto estuve de compartir carrera con ella este sábado en Gernika. Dicen que entraba dentro de sus planes pero que una lesión de última hora se lo impidió.

Donde sí me la encontré fue en el concierto de Two Gallants hace unos meses en el Azkena.

Por cierto, ¡menudo palmarés!

Holden Caulfield dijo...

Lo que decía: conciertos y carreras populares. Bueno, no sé cuánto de popular tenía la de Gernika, que me perdonen si he faltado al respeto. A ver si te animas y nos cuentas aquí tu experiencia, que algo ya he oído.

achasa dijo...

Aupa Virginia, la mejor!

La crónica:
http://pormaratones.blogspot.fr/2013/04/duatlon-internacional-de-gernika.html

Holden Caulfield dijo...

Ah, hay crónica, bien, no lo sabía