miércoles, 18 de junio de 2014

Egidio Bianchi





Antes lo hacía en una tarde y con los ojos tapados, los brazos cruzados, capado y dormido. Ahora, ya no. Me cuesta dios (o lo que sea que digamos los agnósticos) y ayuda escribir entradas tan korapilatutak (para los que no sean vascoparlantes da igual, chungo, vamos) como ésta. Pero, poquito a poco, a mi nuevo y solemne ritmo, la he hecho. He hecho la típica entrada sin mucho sentido pero una cantidad ingente de palabras que intenta resumir qué ha pasado o esta pasando en las ligas domésticas europeas. No en todas ellas pero en muchas. 

Empezando por lo que tenemos más cerca, ya sabemos cómo está la cosa en España: la final sin empezar que nos gusta hacernos de rogar. Real Madrid y FC Barcelona empezarán en nada a dirimirla y dicen que la cosa estará ajustada. Veremos. Parecía que el FC Barcelona se acercaba al nivel de excelencia que el Real Madrid había demostrado durante toda la temporada, bien fuera porque además de subirlo, los otros lo estaban bajando, pero últimamente se les ve a los dos bastante irregulares y dados al susto. El Unicaja se mereció más pastel y al Valencia solo le faltó defender mejor una jugada de Marcelinho Huertas para intentar la sorpresa en la prórroga. Los dos han sido dignos rivales pero, finalmente, volvemos a tener una versión más del duelo del puente aéreo. 

Mientras tanto, el mercado se empieza a mover, a Pedro Martínez le ha podido el twitter, dicen, Sito Alonso recorre la autopista y Andorra, sí, pero Burgos, no, en lo que puede ser una nueva vida para el minino Manresa. 
Pero no era solo de acebés de lo que íbamos a hablar aquí. 
Comencemos el repaso por...
ITALIA

El EA7 Armani de Luca Banchi se jugaba tranquilamente la final contra el Montepaschi Siena de Marco Crespi hasta que saltó la gran noticia. Por ahora van 1-0 para los de Milán, gracias al enorme partido que jugó Curtis Jerrells. Samardo Samuels, David Moss, Keith Langford son los baluartes del equipo de Banchi, más el joven Alessandro Gentile, Daniel Hackett, Kristjan Kangur o Gani Lawal, todos ellos argumentos de sobra para plantarse en la final como los grandes favoritos. Más aún cuando estuvieron apunto de meterse en la Final Four 2014, gran objetivo e ilusión de la temporada al albergarla su ciudad, pero no pudieron, finalmente, conseguirlo, por culpa del Maccabi de David Blatt, a la postre campeones de Europa, que les ganó en cuartos de final. Sin embargo, un Siena venido a menos por la crisis económica y los chanchullos de su presidente, pensaba oponer resistencia y para ello contaba con Othello Hunter, Marquez Haynes, Josh Carter, Erick Green, Matt Janning, Spencer Nelson… Que no era poco para intentar ganar la Serie A otra vez. Porque, no lo olvidemos, si ganan esta edición los de Marco Crespi, que aún están a tiempo, sería su octava liga consecutiva, casi nada. Ahora, los aficionados del Mens Sana, se llevaron ayer el disgusto de sus vidas deportivas, al enterarse, por voz del liquidador que ha tomado las riendas del equipo, un Egidio Bianchi que titula la entrada, que no solo el equipo no jugará Eurocopa el año que viene, sino que tampoco jugará la Serie A. Según anunciaba Bianchi en un momento un tanto inadecuado, debido a la legislación y a las deudas, el club se ve abocado al descenso de categoría, y no solo a la Serie B, sino más abajo aún. Una verdadera lástima. Se pierde un equipo que ha dominado la liga durante los últimos años y donde han vestido la camiseta del equipo jugadores como Wendell Alexis, Marcelo Nicola, Georgi Glouchkov, Petar Naumoski, David Andersen, Davide Pessina, Marko Jaric, Igor Rakocevic, Efthimios Rentzias, Michalis Kakiouzis, Chris Corchiani, Rimantas Kaukenas, Dallas Comegys, Mario Kasun, Roberto Chiacig, Romain Sato, Vrbica Stefanov, Kristof Lavrinovic, Lemone Lampley, Travis May, Mirsad Turkcan, Henry Turner, Terrell McIntyre, Darren Daye, Bo McCalebb, Jonas Maciulis, Denis Marconato, Arriel McDonald, Carlton Myers, Alphonso Ford, David Vanterpool, Nikos Zisis, Ferdinando Gentile o Mindaugas Zukauskas. Vamos, ¿te parece poco? Y un auténtico dato para reflexionar: en el año 2000-2001 ganó la Lega el Virtus Bologna, actual Granarolo Bologna, e inauguró el nuevo siglo. Desde entonces, se han disputado doce ligas, a falta de la de este año. De esas doce, ocho las ha ganado el Mens Sana de Siena, también conocido por el nombre de su patrocinador, Montepaschi, tres el Pallacanestro Treviso, también conocido por el nombre de su patrocinador Benetton, y una el Fortitudo Bologna, también conocido por ser el eterno rival de la Virtus de la misma ciudad. ¿El dato? Treviso ya hizo el mismo camino que ahora va a seguir Siena y el otro equipo de Bologna desapareció en 2012.
AUSTRIA

El Gussing ha ganado la liga al Kapfenberg. Los americanos Travis Taylor, Marcus Heard y Anthony Savies, más los hermanos Thomas y Mathias Klepeisz y el alero Sebastian Koch han sido los secretos del entrenador del Gussing, Matthias Zollner. Y hasta ahí puedo leer porque ya sería mucho aparentar. 

BIELORRUSIA
El Tsmoki-Minsk del internacional Pavel Ulyanko ha ganado la liga por 3 victorias a 1 ante el Grodno.

BÉLGICA

Cuando se llamaban Sunair, el equipo de baloncesto de la ciudad costera de Oostende llegó a ganar seis ligas consecutivas, siete en total. Eran los años ochenta. Después, perdieron la hegemonía baloncestística en Bélgica a manos del R. Maes Pils Mechelen, que ahora se llama Port of Antwerp Giants. Estos reinaron a principios de los 90, con seis ligas consecutivas. Desde 1995, de las 20 ligas disputadas, Oostende ha disfrutado ocho y Charleroi, diez. Ellos son los grandes dominadores ahora, uno ha recuperado el trono, el otro se ha apuntado nuevo, pero, en cualquier caso, el baloncesto belga parece cosa de rachas. En las últimas temporadas, después de las cuatro seguidas del Charleroi, Telenet Oostende ha ganado las tres últimas, incluida la de este año. Es la época del entrenador Dario Gjergja. Este año, la base ha sido el MVP de la liga, Dusan Djordjevic, veterano escolta serbio con pasado en su país, Grecia o Eslovenia, y el norteamericano Ryan Thompson, que había jugado antes en el Aalstar de la misma liga belga y, precisamente, el rival en esta última final, en la edición de 2014. Brad Dean, el entrenador, ha conseguido llevar a lo más alto al Aalstar, donde ha destacado Da’Sean Butler. Jean Salumu, Pierre-Antoiné Gillet, Wesley Wilkinson o Vesselin Petrovic han sido otros de los hombres importantes de un equipo que no ha podido con el potencial histórico de sus rivales.

BOSNIA

Igokea gana la liga. Marko Josilo, Drasko Knezevic y Nemanja Gordic están en la primera lista de 23 jugadores que ha dado Dusko Ivanovic, flamante seleccionador del país y nuevo entrenador del Panathinaikos, para jugar las calificatorias de este verano. Los tres han sido jugadores importantes en el campeón de Liga.

BULGARIA

Levski de Sofía ganó al Lukoil. El equipo que entrena Konstantin Papazov se reforzó bien esta temporada y jugadores como Lionel Chalmers, Jumaine Jones, Brandon Health o Michael Wilkinson han conseguido que el equipo se convierta en una nueva potencia nacional. Ganaron al Lukoil de Dimitris Verginis, donde juegan jugadores experimentados como Alando Tuker, Jure Lalic, Aleksander Yanev o Bozhidar Avramov. Por cierto, que los del Levski, no los del Lukoil, ya andan pensando en la próxima temporada y han fichado al ex barcelonista Mario Kasun.

CROACIA

Un rotundo 3-0 del Cedevita ante la Cibona ha cerrado la liga y ha dejado al histórico equipo de Alexander Petrovic sin Eurocup. Los de Jasmin Repesa ya se habían dejado ver este año en Europa y de la mano de los Luka Babic, Goran Suton o Nolan Smith, más otros como Ivan Ramljak, Ante Delas, Tomislav Zubcic, Marino Bazdaric o el joven Jusuf Nurkic, una joya que ya se andan repartiendo en el lado más occidental de Europa, no han dado ni una oportunidad a la Cibona de Slaven Rimac, donde, eso sí, ha destacado un Dario Saric que estará atento al draft en unos días, además del menudo escolta, ex de la Universidad de Nevada Las Vegas, Jerel Blassingame.

REPÚBLICA CHECA

Si no me confundo es la onceava liga consecutiva del CEZ Basketball Nymburk. Y la quinta consecutiva que pierde en la final el Prostejov. El entrenador Kestutis Kemzura, de la mano del veterano Jiri Welsch, de Vlado Ilievski, Chester Simmons, Dylan Page o Thomas Massamba, se ha apuntado una liga en la que también ha destacado el papel jugado por jugadores como el pivot esloveno Rasid Mahalbasic o los nacionales Vojtech Hruban o Pavel Houska. 

ESTONIA

Victoria para el Kalev/Cramo de Alar Varrak. Ha sido la temporada de Vlad-Sorin Moldoveanu, un alero rumano de 2’09 que ha sido la gran sorpresa de la temporada y se ha llevado todos los reconocimientos. El pivot de las Islas Vírgenes Frank Elegar, el americano Curtis Millage, el altísimo senegalés Bamba Fall y el escolta Asenso Ampim han sido otros jugadores destacados del equipo, junto con jóvenes como Rain Veideman.

FRANCIA

Voy a ser breve por no repetirme: ya hablamos hace poco de la victoria del Limoges ante el Strasbourg.

MACEDONIA

Victoria para el Skopje del esloveno Zoran Martic quien, a pesar de ganar a sus archienemigos del Rabotnicki en la final, dejará el equipo el año que viene y probablemente la Prva Liga. Dicen que llegan malos tiempos, en lo económico, por lo tanto en lo deportivo, para un Skopje que ha mantendio este año a Stefan Sinovec, el mejor de la Liga y a otros como Gjorgi Cekovski, Todor Gecevski, Damjan Stojanovski o el joven serbio Aleksandar Cvetkovic. Ellos pudieron con el Rabotnicki de los Darko Sokolov, Dusan Knezevic o Goran Ikonic, pero puede que la temporada que viene no se repita el mismo resultado.

ALEMANIA

Bayern Munich y Alba Berlín empataban a uno hasta hoy mismo (esto empecé a escribirlo el domingo, creo) que el Bayern ha recuperado el liderazgo al ganar con un apretado 92 a 86 al Alba. Los de Svetislav Pesic han ganado a los de Sasa Obradovic gracias a los puntos de Malcolm Delaney y John Bryant. Delaney también fue el protagonista del segundo partido, a pesar de la derrota, aunque esta vez acompañado por Bryce Taylor. Ellos tres, junto con el regular Heiko Schaffartzik fueron los que le dieron la primera victoria al equipo bávaro. Por los de Obradovic, Reggie Redding está siendo el jugador más importante junto con Leon Radosevic. Otros como Clifford Hammonds, David Logan, Jan-Hendrik Hagla, Alex King o Levon Kendall están siendo más irregulares.

GRECIA

El Panathinaikos acaba de fichar a Dusko Ivanovic porque no les ha parecido suficiente que el ex jugador Fragiskos Alvertis les haya dado la liga después de coger al equipo de manera interina tras el cese de Argiris Pedoulakis. Quince ligas en diecisiete temporadas desde 1997 no es mal palmarés para los hombres del equipo que dirigen en el despacho los hermanos Thanasis y Pavlos Giannakopoulos. Con un quinteto de lujo formado por Roko-Leni Ukic, Stephane Lasme, Antonis Fotsis, Dimitris Diamantidis y Jonas Maciulis, y un banquillo que no iba a la zaga (James Gist, Ramel Curry, Zack Wright, Loukas Mavrokefalidis, Michael Bramos, Vladimir Jankovic o un Nikos Pappas que no ha jugado ni un solo partido de las finales) Alvertis presentó su candidatura a entrenador del año por sorpresa, pero, aún así, los griegos han preferido la experiencia de Ivanovic para el año que viene, donde, seguro, intentan volver a los niveles que antes demostraban en Europa.

ISRAEL

En la prórroga, el Maccabi Haifa sorprendió al Maccabi Tel Aviv y pone la final 1-1. Los de Danny Franco se encontraron con un Donta Smith inspirado que tuvo la ayuda de sus compatriotas Brian Randle, Terrence Roderick y Adrian Henning. A pesar de eso, todos siguen contando con los de David Blatt, quien ya ha anunciado su marcha a la NBA, para ganar esta liga. Más que nada porque cuenta con el MVP de la misma, Devin Smith, además de con jugadores como Tyrese Rice, Alex Tyus o David Blu, todos ellos recientísimos campeones de Europa. 

LETONIA
Victoria para el Ventspils del ex jugador Roberts Stelmahers ante el VEF Riga de Ramunas Butautas. Los Arturs Strelnieks, Rihards Kuksiks, Dee Brown, Antywane Robinson o Kristaps Janicenoks no pudieron contra un Ventspils donde han destacado los extranjeros Lorenzo Williams y Jerai Grant, pero, sobre todo, el joven Janis Timma.

LITUANIA

Una liga más para el Zalgiris Kaunas que preside Arvydas Sabonis y dirige Saulius Stombergas. Con ésta son ya 16 Ligas desde 1994, si no me confundo. Esta vez ganaron al sorprendente Neptunas sin que los Robertas Javtokas, Martynas Pocius, Paulius Jankunas, Justin Dentmon, Sarunas Jasikevicius y compañía hayan tenido mayor problema (4-2).

MONTENEGRO

Partía como favorito el Buducnost y se cumplieron los vaticinios. El equipo que entrena Igor Jovovic se hizo con la Liga gracias a la gran temporada de Suad Sehovic y del joven, pero ya conocido por aquí, Nikola Ivanovic, un base de los que saben hacer jugar y ha hecho jugar a compañeros como Vladimir Mihailovic, Aleksa Popovic, Radoje Vujosevic o Cedomir Vitkovac. 

POLONIA

El PGE Turow de Miodrag Rajkovic ha ganado en el sexto partido al Stelmet de Mihailo Uvalin. El veterano Filip Dylewicz ha sido el jugador clave, junto con el alero norteamericano J.P. Prince o Nemanja Jaramaz. No le dieron oportunidad de ganar a un Stelmet donde han destacado Lukasz Koszarek y Vladimir Dragicevic. 

PORTUGAL

SL Benfica ya lleva tres consecutivas. Los que entrena el caboverdiano Carlos Lisboa se deshicieron por la vía rápida del Vitoria SC, donde ha jugado, por cierto, el español Ismael Torres. Joao Gomes, ex Gipuzkoa, Carlos Andrade, ex Gipuzkoa también, y, sobre todo, los norteamericanos Seth Doliboa, David Weaver y Jobey Thomas, quien vino con mucha experiencia de Italia, se han convertido en las claves de los de Lisboa. 

RUSIA

Ettore Messina se despidió ganando la VTB ante un sorprendente Nizhny Novgorod. Milos Teodosic dirigió hacia un nuevo título a un equipo donde destacaron los mismos de siempre: Sasha Kaun, Viktor Khryapa o Sonny Weems. Nenad Krstic, Jeremy Pargo o Kyle Hines sumaron desde el banquillo. Sus rivales fueron el sorprendente equipo de Zoran Lukic y que, desde los despachos, comanda un ex jugador como Sergey Panov. En el equipo de Lukic y Panov han destacado esta temporada Semen Antonov, Petr Gubanov, Vadim Panin o Pavel Korobkov, todos ellos jugadores nacionales. Eso sí, también han sido importantes los norteamericanos Taylor Rochestie y Dijon Thompson. Primoz Brezec no ha jugado en las finales y Leo Lyons se fue a los cinco partidos. El ex Blazers Luke Babbitt dejó al equipo sin avisar para volverse a los Estados Unidos. A pesar de estos inconvenientes, han hecho una temporada magnífica. 

SERBIA

Los históricos Partizan y Estrella Roja, al que ahora se nombra siempre como Crvena Zvezda, repiten la enésima versión de su rivalidad. Los dos se están disputando una final acalorada que tuvo como primer clímax la trifulca del primer partido. La bronca entre jugadores y algo más que jugadores se ha saldado con Sasha Pavlovic y Nikola Milutinov, ambos jugadores del Partizan (sí, el ex NBA ha vuelto a su país), perdiéndose un partido y pagando 1.500 euros; y el del Estrella Roja, DeMarcus Nelson perdiéndose 1 partido y pagando 1.500 euros; más su compañero, Marko Tejic, un joven pivot de 19 años, perdiéndose dos y la misma multa. Además, ha recibido sanción el árbitro principal, Ilija Belosevic, los dos próximos partidos que le correspondan al Partizan serán sin espectadores, y el Partizan pagará 10.000 euros más en diversas sanciones, por 6.100 del Estrella Roja. Por lo demás, aquel primer partido lo perdió el Partizan de Dusko Vujosevic a pesar de los enormes partidos de Joffrey Lauvergne, 26 puntos y 13 rebotes, y de Bogdan Bogdanovic, con 34 puntos y 6 de 10 en triples. Vujosevic también cuenta, entre otros, con Djordje Gagic, Dejan Musli, Milenko Tepic o Davis Bertans, además de los ya mencionados por las sanciones. Los de Dejan Radonjic, por su parte, se hicieron con el primer partido por la buena labor de equipo. Hasta seis jugadores pasaron de los diez puntos: DeMarcus Nelson, Branko Lazic, Jaka Blazic, Charles Jenkins, Rasko Katic y Marko Simonovic. Estuvieron más apagados el ex ACB Ivan Radenovic y el gigante Boban Marjanovic. Y se perdió el primer partido Tadija Dragicevic. Por el contrario, Partizan arrasó en un segundo partido que ganó por veinte puntos. Esta vez, los únicos que respondieron en los de la roja estrella fueron Charles Jenkins, Jaka Blazic y Rasko Katic. Por los de Vujosevic, volvió a destacar un Bogdan Bogdanovic que está haciendo la temporada de su vida. Ya en Febrero sonó para el Fenerbahçe, pero se negaron los rumores. Davis Bertans jugó muy bien desde el banquillo y el joven Djordje Gagic rindió a gran altura.

ESLOVENIA

Krka gana su cuarta liga consecutiva y arrincona el histórico dominio del Olimpia Ljubljana. En los noventa y principios del siglo XXI los de Ljubljana apenas dejaban alegrías libres para los demás. Sin embargo, no son buenos tiempos para los de Ales Pipan que se han visto diezmados por la crisis económica. Aún así, han llegado a la final en una temporada donde el veterano Nebjosa Joksimovic, el finlandés Sasu Salin pero, sobre todo, el joven Alen Omic, un pivot de 2’17 y apenas 22 años y el lituano Deividas Gailius, el mejor hombre de los eslovenos en la Eurocup, pero que, al final, ha tenido que dejarlo por una lesión de rodilla, han sido los hombres más importantes. En el KRKA de Aleksandr Dzikic, han aprovechado el conocimiento de un veterano Sani Becirovic que se marcó 18 puntos en el partido definitivo. El veteranísimo bosnio Jasmin Hukic, así como otro más con buena experiencia, Jaka Klobucar, han sido otros jugadores importantes en un equipo donde también han destacado Edo Muric, el americano Christopher Booker o el croata Zvonko Buljan, ex del PAOK.

TURQUÍA

Fenerbahce y Galatasaray habían llevado la disputada final hasta el séptimo partido tras ganar sus semifinales contra el Banvit y el Karsiyaka respectivamente, y ganar tres partidos cada uno. Sin embargo, parece que no habrá séptimo partido porque el Galatasaray parece decidido a no jugarlo. El presidente del club así lo ha dicho oficialmente. Según parece, no están convencidos de que el estadio del Fenerbahce sea seguro y dudan de la elección de los árbitros. Triste final para una serie que ha estado emocionantísima. Fenerbahce ganó el primero sin muchos problemas. Los de Zeljko Obradovic se apoyaron en el buen juego de Bo McCalebb, los rebotes de Nemanja Bjelica y los puntos en la pintura de Luka Zoric. Emir Preldzic también cuajó un gran partido, más gris estuvo un Linas Kleiza que salió desde el banquillo. Por los de Ergin Ataman, muchos fallos en los tiros, sobre todo desde la línea de tres. Malos números para jugadores importantes como Manuchar Markoishvili, Zoran Erceg o Carlos Arroyo. El segundo partido lo volvieron a ganar los de Obradovic pero con muchos aprietos al final. Una canasta de McCalebb les dio la victoria por 74 a 73. Emir Preldzic y Luka Zoric volvieron a ser los mejores hombres de Obradovic, además del talentoso base norteamericano. Por los de Ataman, se salió un Markoishvili que consiguió seis triples de diez intentos y Zoran Erceg estuvo mucho mejor en la pintura. El tercer partido supuso la primera victoria del Galatsaray por 73 a 64. Cenk Akyol y Zoran Erceg fueron los mejores, aunque habría que destacar la mejora en el rendimiento de Pops Mensah-Bonsu. Por los de Obradovic, Nemanja Bjelica consiguió 17 puntos y 10 rebotes y un sorprendente Melih Mahmutoglu salió como titular y ofreció mucha resistencia. En el cuarto, empataban la serie los de Ataman gracias al 88-82 final. McCalebb y Linas Kleiza, 22 puntos cada uno, intentaron que no fuera así, pero no lo consiguieron porque Carlos Arroyo volvió por sus fueros con 24 puntos y 5 asistencias y Cenk Akyol, desde el banquillo, y otros titulares como Sinan Guler, Markoishvili o Erceg pusieron el resto para hacer valer el buen partido de Arroyo. Los de Obradovic se pusieron a una victoria en el quinto partido porque sus hombres importantes se pusieron serios y tanto Luka Zoric, como Oguz Savas, Bo McCalebb, Emir Preldzic y Bojan Bogdanovic superaron los diez puntos. Zoric, igual que Bjelica o Mahmutoglu, perdieron protagonismo en unas rotaciones, las de Obradovic, que han sido inesperadas y difíciles de anticipar. Los 16 puntos de Cenk Akyol no fueron suficientes. Eso sí, otra vez en casa, los de Ataman se resistieron a perder gracias al gran partido de Pops Mensah-Bonsu, 16 puntos y 8 rebotes y los 19 y 9 asistencias de Arroyo, más otros 19 y 5 rebotes de Erceg. Emir Preldzic mantuvo a los de Obradovic, donde también jugó bien Bojan Bogdanovic. Ninguno de los dos consiguió, sin embargo, evitar que la final quedara empatada.

UCRANIA

Budivelnyk gana al Khimik. Es la tercera liga consecutiva para los de Kiev, quienes en las dos anteriores ganaron al Azovmash Mariupol. Estos últimos parecen haber dejado atrás su esplendor de los primeros años del siglo XXI, donde ganaron siete ligas desde el 2000 hasta el 2010. Este año han sido los de Ainars Bagatskis, encabezados por experimentados jugadores como Artur Drozdov, DaJuan Summers, Ricky Minard, Darjus Lavrinovic, Dainius Salenga, el letón Janis Strelnieks o el espigado pivot Michailis Ansimovas los que han reinado en un país que ha vivido una convulsa situación política y social. No dieron opciones a un Khimik que llegaba a su primera final dirigidos por Karlis Muiznieks y liderados en la cancha por los americanos Jamal Shuler, Paul Delaney, Romeo Travis y el ex ACB Matt Gatens. También jugó en España el letón Rolands Freimanis que ha cuajado una gran temporada. 


REINO UNIDO

Victoria para un sorprendente Worcester ante los favoritos Newcastle Eagles. Los Eagles son uno de los grandes dominadores históricos de la época moderna del baloncesto en el Reino Unido, junto con unos Sheffield Sharks que cayeron en semifinales ante los a la postre ganadores. Los de Paul James ganaron la final gracias a un imparable Zaire Taylor. El escolta americano de 28 años ha sido el mejor jugador del equipo junto con el pivot americano de 25 años, con pasado en la D-League y en Alemania, Will Creekmore, y el escolta nigeriano Alex Owumi. Los Eagles, por su parte, son el equipo del entrenador-jugador Fabulous Flournoy, nativo del Bronx, toda una institución en la liga británica, donde lleva jugando toda su vida deportiva profesional desde que salió de McNeese State, de donde también salió, por cierto, Joe Dumars. De hecho, Flournoy es internacional por Inglaterra. Él fue el máximo reboteador de su equipo, pero fueron Charles Smith y Darrius Defoe los que lo mantuvieron a flote. Smith es un veterano alero con currículum en España, Turquía y Portugal y Defoe es británico y juega por dentro con sus 2’04 . Malik Cooke, mejor hombre del equipo de Flournoy hasta ahora, tuvo un discretísimo partido, pero fuera como fuese, el caso es que los Eagles de Newcastle se quedaron con las ganas y los de Worcester se llevaron el título.

4 comentarios:

achasa dijo...

La ACB me empieza a dar tanto asco como la Liga.
Menos mal que ha aparecido Kawhi Leonard.

Holden Caulfield dijo...

Pues a Kevin Durant parece no gustarle

achasa dijo...

Que le eche una mano.

Holden Caulfield dijo...

Durant a Leonard o Leonard a Durant? Como sea lo segundo se le hace de noche a Durant