domingo, 23 de junio de 2013

Juan Martínez de Irujo



Lo he elegido por orden alfabético, que conste. No he apostado, ni tengo favorito, ni soy aficionado del uno o del otro. El otro es Aimar Olaizola, conocido deportivamente como Olaizola II. En unas cinco horas, y ya van cinco finales, los dos se disputarán el título del Manomanista en los 38 metros, negros pero relucientes, del frontón Bizkaia, en Bilbao.
Hablamos de uno de los acontecimientos más grandes que se puede vivir en la pelota vasca, un deporte que a muchos les sonará a documental de Julio Medem, a otros a fotografía exótica en las guías turísticas y a unos cuantos a un espectáculo deportivo emocionante y singular. Dos pelotaris, con las manos vendadas, la faja bien prieta y prestos a seguir escribiendo un renglón en la historia de la pelota. 
Como decía antes, ya van cinco, cinco finales en las que estos dos pelotaris, probablemente, los pelotaris más importantes de la pelota contemporánea, se enfrentan cara a cara con ganas de ser los primeros en llegar al tanto número 22. La primera vez que se enfrentaron fue en 2005. Olaizola II ganó a Martínez de Irujo en el Atano III por un apretado 22 a 18. Al año siguiente, y en el mismo frontón, volvieron a citarse para repetir un resultado parecido (22 a 17), aunque esta vez la txapela del ganador se la vistió Irujo. Igual que en 2009, cuando el de Íbero volvio a repetir triunfo ante el de Goizueta, en el mismo frontón pero con un marcador más abultado, 22-12. Finalmente, el año pasado, Olaizola II se tomó la revancha, esta vez ya en el Bizkaia, y devolviéndole la paliza, 22-7. Hoy domingo 23 de Junio de 2013 se romperá un empate que, a buen seguro, tendrá oportunidad de repetir aquel que pierda. 
Ambos tienen más victorias en el Manomanista que las dos que han conseguido enfrentándose entre ellos. Martínez de Irujo fue el primero en estrenarse, allá por 2004, ganando en la final al vascofrancés Xala. Ante el mismo rival consiguió su cuarto campeonato en 2010. Olaizola II solo tiene tres, los dos que consiguió ante su rival de hoy y el que le ganó a Abel Barriola en 2007. Eso sí, el de Goizueta ha jugado más finales, las que ha perdido ante Martínez de Irujo y otras dos que perdió ante Xala y ante Patxi Ruiz. 
No solo por lo que han conseguido en el Manomista, nos animamos a afirmar que puede que estemos ante dos pelotaris que marcarán época, cogiendo el relevo de los duelos entre Patxi Eugi y Rubén Beloki, entre Retegi II y Galarza III, o los más lejanos entre el vizcaíno Azkarate y el guipuzcoano Atano X. Quitando los importantes torneos veraniegos, los campeonatos en categorías inferiores o los regionales, podemos servirnos del Cuatro y Medio y del Parejas para calibrar el palmarés de estos dos deportistas. El Cuatro y Medio es una versión dinámica y vistosa del Manomanista en el que se recorta la longitud del frontón, obligando a que el juego se dispute en lo que generalmente se llaman los cuadros alegres. El Parejas, como su nombre propio indica, es la competición de pelota que disputan dos equipos de dos pelotaris. Junto con el Manomanista, se podría decir que son las tres grandes competiciones de la pelota vasca en su modalidad de pelota mano. 
Olaizola II, más ágil y liviano que Martínez de Irujo, ha demostrado más recursos en el Cuatro y Medio y ya ha ganado el campeonato en seis ocasiones (2002, 2004, 2005, 2008, 2011 y 2012). En dos de esas finales, las de 2008 y 2011, su víctima fue precisamente Juan Martínez de Irujo. Éste, por su parte, también sabe lo que es celebrar el triunfo en esta modalidad, ya que ha conseguido vestirse la txapela del Cuatro y Medio en dos ocasiones, en la edición de 2006, cuando derrotó a Abel Barriola, y en la de 2010, cuando volvió a vencer al zaguero de Leitza. 
Por último, también ambos saben lo que es salir triunfal en el campeonato de Parejas. Sin ir más lejos, este mismo año Martínez de Irujo ha conseguido su cuarto triunfo en la modalidad tras una accidentada final en la que el de Íbero y su compañero, José Javier Zabaleta ganaron un partido que no se disputó del todo al lesionarse con el marcador 6-4 el bravo delantero vizcaíno Pablo Berasaluze, quien completaba la otra pareja junto a Jon Ander Albisu. Como digo, Irujo ya había ganado en otras tres ocasiones, en 2005 haciendo pareja con Fernando Goñi, al año siguiente en un tándem junto a Pedro Martínez de Eulate y en 2009 cuando repitió con Fernando Goñi de compañero. Por su parte, Aimar Olaizola solo ha ganado en dos ocasiones. En 2008, cuando ganó la final en compañía del donostiarra Oier Mendizabal y en 2011 con Aritz Begino como compañero. 
En resumen, Juan Martínez de Irujo ha sido cuatro veces campeón del Manomanista, dos del Cuatro y Medio y cuatro del Parejas, para un total de diez grandes títulos a sus 31 años. Con su 1'86 y con su gran pegada, hace tiempo que muchos creían que podía marcar época. Si las manos le respetan, probablemente los diez que ya lleva, no serán sus únicos titulos. Aimar Olaizola, en conjunto, tiene un título más, porque él ha ganado tres Manomanistas, seis campeonatos del Cuatro y Medio y 2 campeonatos de Parejas, aunque también tiene un par de años más que el de Íbero. Olaizola es probablemente más rápido y ágil que Irujo y su velocidad y reflejos le han llevado a igualar a todo un histórico como Julián Retegui en la jaula, como comúnmente se llama al Cuatro y Medio. Ambos han pasado ya a la historia porque, al fin y al cabo, solo ellos, y Julián Retegui y Fernando Arretxe han conseguido la triple corona del Manomanista, el Cuatro y Medio y el Parejas. 
Sus carreras han ido prácticamente paralelas y volverán a cruzarse, una vez más, y ya van cinco, esta tarde en el frontón Bizkaia de Bilbao. Si no puedes verlo, asegúrate de que te lo cuenten luego. Suerte a los dos y, aunque no venga mucho a cuento, un abrazo y mucho ánimo a la familia, amigos y compañeros de Rufino Murgía.

2 comentarios:

achasa dijo...

Has visto el documental dedicado a la pelota vasca realizado por Informe Robinson? Recomendable.

Holden Caulfield dijo...

He oído hablar pero no he visto ver.