domingo, 27 de diciembre de 2009

Chedli Tchita

Unos cuantos días abandonando el mundo del deporte. Abandonándolo tanto en la práctica como en "la teoría". El único ejercicio que he hecho ha sido subir y bajar el codo. Sin trapos calientes: tengo una panza que asusta. Además, he rehuido las noticias deportivas, he pasado más rápido que nunca las páginas de los periódicos y solo he visitado este blog por inercia. En fin. No han sido unas vacaciones como dios manda, porque aunque los días sigan en rojo en el calendario y las calorías se acumulen en mi cintura, tengo la sensación de que no he disfrutado del todo. ¿Por qué? ¿A quién le importan mis miserias? No me importan ni a mí. Y menos a Chedli Tchita. Si queréis saber bien quién es, ya sabéis, vuelta al blog amigo de los locos por las zapatillas asics, allí os lo explicarán mejor. Yo, por mi parte, solo uso su nombre porque es lo poco deportivo que ha salido en nuestras conversaciones estos días, y porque aspiro a, hoy mismo, imitarle un poquito y empezar a liberarme de los langostinos agazapados en mis intestinos. Algunos asiduos a este blog aunque más al del vecino de las asics, que está de vieja nuevamente, por cierto, estarán ahora mismo vistiéndose para participar en la carrera que te lleva si quieres desde Las Arenas hasta Bilbao. Yo, para variar, me he rajado. Que sí, que tengo disculpas: mucho curro que hacer, un resfriado, obligaciones familiares, pero que sean muchas no quita para que dejen de ser disculpas. La próxima cita será la San Silvestre de Rekalde y quien sabe si será, por fin, una cita o una nueva colección de disculpas. Espero que, como en la hiri krossa de la Aste Nagusia, yo sea el único que no lleva asics, pero al menos sea... de la partida, quiero decir.
Por lo demás, y a tiempo pasado, felicidades a todos los asiduos al blog, que la Nochevieja sea mejor aún que la Nochebuena y muchas gracias por tanta visita. Si os fijáis en ese contador que puse a la derecha, estamos apunto de conseguir un número redondo antes de que acabe el año. Es muchísimo más de lo que pensé que haría cuando empecé a escribir este blog. Y, aunque las conclusiones nunca se me han dado bien, y menos las previsiones, creo que puedo concluir que me siento satisfecho (te la robo, Marta) y que preveo que seguiré escribiendo, al menos, durante un tiempo. Lo dicho, que es muy pronto por la mañana en este extraño domingo, felices fiestas y gracias por todo.

3 comentarios:

Mitxel dijo...

Aupa HC!!!! A ver si nos vemos en Rekalde y no se te ocurra poner disculpas que luego si no corres te arrepientes, chaval!!!
Urte berri on!!!

Mitxel dijo...

He sido el 10001, je je!!! Capicua!! Es que no me había dado cuenta y se me había olvidado felicitarte por el blog. Está mal que diga esto aquí pero la verdad es que tanto el blog del de las asics como éste me hacen un poco más llevadero el curro así que Zorionak a ambos y seguid así.
Venga, agur.

Holden Caulfield dijo...

Cállate capullo que todavía me remuerde la conciencia y me corroe la envidia. Al final, esta mañana he salido a correr quizás para demostrarme a mí mismo que soy un gilipollas, pero me parece que lo único que he conseguido es demostrarme que he hecho bien en no ir, he corrido siete kilómetros a duras penas y cuando he llegado a casa estaba para el arrastre. El jueves está más cerca de lo que parece pero espero ir a correr un par de días más y recuperar un poco la forma. Ojalá no haya disculpas que valgan. Y gracias por los zorionak! Ah, y enhorabuena!, 10001, qué coña, vaya año de acontecimientos que llevas, te has hecho todo un verdadero korrikalari.