martes, 15 de junio de 2010

Dusko Ivanovic


Llevo varios días como una monja de clausura. Sin hacer pastelitos, y sin rezar, pero no he salido de mi celda más que para pasear por el claustro de la salita de mi casa. La casa tiene cincuenta metros cuadrados, así que imagínate la salita, imagínate que paseos. Al final, hoy, he decidido descansar, venga va, voy a ver baloncesto. Hace un par de días hice lo mismo cuando la Dauphinè Liberè llegó a Alpe d'Huez. Las dos veces mereció la pena. Tardaremos en volver a ver una subida al mítico alto francés con tal número de ataques y tardaremos en ver un partido de baloncesto más emocionante que el de hoy y con tantos jugadores teniendo su ración de protagonismo. Aunque el mayor ha sido para un santanderino de 26 años que ha tenido los ... (esa palabra que tanto les gusta a los aficionados baskonistas) de jugarse la última pelota como si su nombre de pila empezara por K y su apellido por B. Pero no ha sido el único. Ha habido muchos, por los dos bandos, aunque los elogios, ya que el bando perdedor ha sido ganador tantas veces y ya se ha llevado muchos, deben ser hoy para los nuevos campeones, inesperados por más que tuvieran un gran potencial, de la Liga ACB. Los Splitter, Huertas, Herrmann, Ribas, San Emeterio, Teletovic y el increíble israelí del tiro de patio de colegio infalible, Eliyahu son merecidos destinatarios de todos los elogios posibles. Suya ha sido la fé, la lucha, la entrega y la lucidez para convertir todos esa buena actitud en un baloncesto efectivo y, finalmente, ganador. Pero, por debilidad personal, no puedo más que encabezar la entrada con el gran responsable del éxito. Un entrenador que parece huraño, esquivo, que siempre va acompañado de adjetivos como duro y exigente, pero que no deja de ganar con proyectos que siempre parecen cogidos con cuerda. Entre lesionados, fichajes temporales, cambios de patrocinio, derrotas inesperadas y declaraciones motivadoras, Ivanovic sigue sobreponiéndose y sacando rendimiento a plantillas con potencial, pero que siempre parecen resquebrajarse cuando empieza la temporada. Buen broche de oro para el final de la competición, que debió, por cierto, terminar cinco minutos antes. Ahora, vuelta a la celda y a dar paseítos por el claustro. Que lo disfruten en Vitoria, como este fin de semana lo disfrutaron en San Sebastián, digo yo que algún día nos tocará celebrar algo en Bilbao. Así ya cerramos el círculo.

7 comentarios:

achasa dijo...

Qué grande es el baloncesto. Y ahora más que nunca. Lo digo porque el mundo entero vive absorto por un Mundial de fútbol que recoge la atención de todos los medios. Apenas unas pocas palabras a la final de la ACB en los periódicos. Qué se le va a hacer. Me da igual. Vibré como un niño con San Emeterio, con Rubio, con Elihayu, con Mickael, con Splitter... Bufff. Ganó quien yo quería que ganara, por Ivanovic, por Splitter, por San Emeterio... y además lo hizo como yo nunca lo había visto. Increible. Vaya salto dí cuando vi el balón dentro del aro tras esa entrada a canasta en el último segundo del partido. Gracias al árbitro por dar por legal un tapón ilegal y poder disfrutar de esa prórroga.
Álvaro.

Holden Caulfield dijo...

Como te oiga el socio pacense del BBB hablar así de sus rivales se va a mosquear!!

achasa dijo...

Tú y yo ya sabemos lo que pasa con los aficionados del BBB (por lo menos con algunos).
Aunque sea del BBB, aprendí del baloncesto europeo gracia a Iñaki Gómez, Santi Abad, Jordi Mirella, Reyes... (por citar sólo a los segundones) y eso no se olvida.

Holden Caulfield dijo...

Jordi Millera... qué pequeño, qué feo, pero qué cariño.

Anónimo dijo...

Hola a todos!
Voy a contar una pequeña historia sobre fútbol (por supuesto, del Mundial) y baloncesto.
El domingo pasado vimos por internet con mis compañeros virtuales la final de baloncesto francés y consideramos unánimemente que ese partido es más interesante que los partidos del Mundial de tres primeros días juntos. Y la final de la ACB nos admiró enteramente, el tercer partido superpasó nuestras expectativas más atrevidas. La afición de basketball.ru (donde vivimos los de ex Unión Soviética, los rusos, los lituanos, los ucranios, los israelís, los griegos, etc, enamorados del baloncesto, sobre todo europeo) caímos en éxtasis. La mayoría sufrió por el Baskonia. Los baskonistas fueron tanto equipo y mostraron tanto esfuerzo que sus victoria es más que merecida.
Tengo un par de palabras sobre el protagonista de esta entrada. Esta temporada he descubierto a otro, nuevo Dusko Ivanovic. Antes le consideraba a un hombre demasiado severo pero después de los partidos ‘moscovitas’ mi opinión de él cambió muchísimo. Esos partidos ‘moscovitas’ resultaron los más complicados en esta temporada para el Baskonia. Y aquí vi a este otro Dusko que era como un padre…no! a veces como una madre para sus chavales: los abrazaba, daba las instrucciones, animaba a los suyos con toda la paciencia del Mundo…En general, esta temporada el técnico baskonista es mucho más Dusko que nunca antes, justifica su nombre como nunca antes.
Dusko (Dusan) tiene la raíz eslava ‘душа’ que significa ‘alma’…

Holden Caulfield, estoy en deuda por Vatutin contigo.
La verdad es que he escrito un texto sobre los rasgos del baloncesto ruso actual pero no lo he publicado porque en los últimos días pasan muchos eventos.
Voy a colocar un detalle en los comentarios de la entrada sobre Vatutin.
Elena, Moscú.

Holden Caulfield dijo...

Perdona por no contestar antes, Helena, no he leído tu comentario hasta hoy. Gracias por los comentarios, son inspiradores. Es emocionante ver cómo seguís el baloncesto, cosa que compartimos. Siento la derrota del Khimki y me alegra saber que preparas algo para escribir. Me haré eco de ello aquí y no dudes de seguir dándonos información de vuestras noticias. Por cierto, hoy he visto en la página Solobasket un rumor que coloca a Cabezas en Bilbao, mi ciudad, la verdad, es que no me importaría nada que fuera verdad.

Holden Caulfield dijo...

Ah, y Elena (sin h, perdona por la h que te he puesto antes), tampoco había leído tu comentario en la entrada de Vatutin hasta hoy. Ya lo siento. Muchas gracias por la información. No sabía nada de lo del plante de los equipos, y aunque a Bykov lo conocía de nombre, no sabía que había hecho tan buena temporada. Intentaré mantenerme más informado sobre la liga rusa y muchísimas gracias por tus comentarios. Un abrazo