domingo, 9 de mayo de 2010

Iñaki Ocenda


Echo de menos los play-offs de ascenso. Y quién no. No nos toca uno desde el año de Liceranzu contra el Girona, con aquel penalty que le detuvo Rafa Ponzo a Germán Beltrán. Creo que tengo una entrada anterior por ahí en la que rememoraba todos los años de ilusiones rotas que nos han tocado con el equipo del pueblo y sus empeños por intentar el ascenso. Pero, cuando no estás, es peor aún. Y este año no estaremos.
Si estarán la Ponferradina, el Palencia, el Pontevedra y el Eibar dentro de nuestro grupo. Al final, Iñaki Ocenda no pudo meter al Alavés en el play-off. En una última jornada apasionante, los vitorianos arrastraron bastante seguidores a Mendizorroza pero el Pontevedra no se unió a la fiesta y se la chafó a los babazorros. Los resultados del equipo han sido muy buenos desde que Ocenda cogiera las riendas, pero no suficientes para subirse al carro del ascenso. La Ponfe de los Oskar de Paula, Jonathan Valle, Víctor Salas o el brasileño Yuri, bien dirigidos por el ex de Hércules y Alicante, José Carlos Granero tendrá el sueño mucho más cerca. Se jugarán una primera ronda con el premio final del ascenso directo. Con ellos, el Granada de Miguel Ángel Álvarez Tomé, y donde juegan Raúl Fernández, Iván Amaya, Diego Mainz, Álvaro Cámara, Ritchie Kitoko... Quique Pina, que ya fuera dueño del Ciudad de Murcia, abrió el camino para que la familia Pozzo, que ya eran dueños del Udinese, se compraran el Granada Club de Fútbol. El proyecto ha resultado todo un éxito y el equipo está cerca de conseguir el ascenso. Junto al Granada y a la Ponferradina, un histórico, el Sant Andreu. Un histórico de camiseta llamativa que había desaparecido de los play-offs desde aquel año histórico con el Lugo de rival y Calderé y Japón Sevilla de protagonistas si es que no recuerdo mal. El cuarto en discordia será el Alcorcón, que ya jugó el play-off el año pasado y tuvo su minuto de gloria en la Copa del Rey contra el Real Madrid. Los de Anquela demuestran que no fue un accidente, y que son un buen equipo.
A parte de esos cuatro, Eibar, Palencia, Pontevedra, Oviedo, Guadalajara, Universidad de Las Palmas, Barcelona B, Ontinyent, Alcoyano, Melilla, Jaén y el Polideportivo Ejido de Arbilla y Katxorro tendrán que luchar un poco más para conseguir subir a Segunda División.
Otros tendrán que luchar por no descender a Tercera, entre ellos, el Guijuelo de Carlos Pouso, el Toledo, el Espanyol B y el Roquetas. Y algunos, ya no podrán evitarlo. Y este año hay ciudades importantes que llorarán el descenso de sus clubes, tales como El Ferrol con el Rácing, Santiago con el Compos de Fabiano, Terrassa, Lanzarote, Marbella o Jerez. También caen filiales y, el más doloroso para los vizcaínos, el descenso del Sestao de Alfonso del Barrio. Esperemos que nuestros vecinos consigan regresar a la categoría cuanto antes, se echará de menos la visita a Las Llanas.
Por lo demás, no nos quedará más que seguir el play-off en el periódico. Esperemos que el año que viene, el renovado Mikel Agirregomezkorta, consiga armar un equipo sólido y luchador que nos permita volver a vivir los meses anteriores al verano en tensión. Aunque al final se rompan las ilusiones, pero, al menos, que las tengamos.

2 comentarios:

achasa dijo...

A ver si, por lo menos, compensamos el descenso del Sestao con el ascenso de algún vizcaíno de tercera. Portugalete y Amorebieta están ahí, no sé si alguno más. A ver que pasa, suerte a ambos.

Holden Caulfield dijo...

No sé si se metió el Gernika, no creo. Pero bueno, sí, no estaría mal.