domingo, 9 de mayo de 2010

Jordi Trias


Y casi que me veo obligado a hablar del FC Barcelona, claro. Encabezo la entrada con el jugador de la plantilla que menos minutos jugó, 1:23, igual que Lakovic, y la foto se la regalo para otro del que ya hablamos aquí, Grimau, con puro y todo. Un minuto y veintitrés segundos en los que ni tiró a canasta, ni cogió un rebote, ni dio una asistencia ni robó un balón, pero estuvo. Jordi Trias es uno de mis jugadores favoritos, y si me preguntas por qué, te diré que tanto vale meter el balón por el aro como ganarte el reconocimiento por otras virtudes que no cuentan para las estadísticas.
Sin embargo, los protagonistas fueron otros, Víctor Sada, Terrence Morris, Boniface Ndong, Ricky Rubio, Pete Mickeal, Fran Vázquez... y sobre todo, Juan Carlos Navarro. Todos los pronósticos se cumplieron y el equipo de Xavi Pascual jugó un partido perfecto, de conjunto, desnortando el dominio de Papaloukas, la velocidad de Childress y la rotundidad de Sofoklis. Han sido el mejor equipo de Europa y el título es merecido. Merecido porque además de merecerlo sobre el papel, lo han conseguido sobre la cancha, con un juego macizo, repleto de recursos y sin egos estridentes, y eso que sobre el papel también tenían boletos para que eso ocurriera.
Yo solo vi el último cuarto y los tres últimos minutos del tercero, justo cuando se me ocurrió que quizá lo estaban dando por internet. Para entonces, el baloncesto de los de Yannakis ya era desesperado y Childress y Kleiza intentaban cortar por la zona como quien trincha el pavo en Acción de Gracias, pero los culés respondían con una fiabilidad desde la línea de tres demoledora.
Guinda para el pastel blaugrana en un fin de semana de emociones donde el fútbol sirvió de aperitivo. El año que viene esperemos que tengan más rivales, porque 30 victorias y tres derrotas en la Liga Regular de baloncesto y 96 puntos por ahora en la de fútbol son demasiado... demasiado.

2 comentarios:

achasa dijo...

Y mira que Xavi Pascual no me dice nada. Pero claro, algún mérito tendrá, digo yo. Ha caido, tras una destitución, en el probablemente mejor equipo que yo he conocido (a la Yugoplastika apenas la vi jugar). Le han puesto todos los medios para conseguirlo y lo ha conseguido. El listón estaba muy alto, pero ha colmado los objetivos. Incrible el Barça, increible Barcelona. Ya vale. A ver si la suerte deportiva va cambiando de geografía y se acerca al cantábrico que falta nos hace.

Holden Caulfield dijo...

Difícil va a ser. Todo el mundo habla de la plantilla del Barça, y yo el primero, pero la que tenía enfrente poco tenía que envidiarla, ¿eh? Si hablamos de nombres, los griegos no se quedaban cortos, sin embargo han perdido de 18. El Barça tenía un buen conjunto de nombres propios, pero también algo más. Algo tendrá que ver Pascual. Algo tendrá que ver Agustí Julbe, Iñigo Zorzano y Josep María Berrocal. Algo tendrá que ver Creus. Algo tendrá que ver que estén en la plantilla tantos nacionales, tantos jugadores de cantera y gente con una personalidad tan fuerte como Navarro. Algo tendrá que ver todo, digo yo. Ya saldrá alguien que lo analize a fondo.