viernes, 27 de agosto de 2010

Julian Dean


El veterano ex-campeón en ruta de Nueva Zelanda correrá este año la Vuelta después de haber hecho también Tour y Giro. Ya sé que Sastre también lo hace, pero ya usé su nombre, creo, y, si no, me lo reservo. Dean, que en 2009 fue el compañero de Freire recibiendo disparos de un rifle de aire comprimiedo en el Tour, me sirve para encabezar la entrada de prolegómeno a la Vuelta a España que empieza mañana.
Y se presenta emocionante. Buen recorrido y buen pelotón. Cambio de maillot y polémicas sobre seguridad. La Vuelta dio que hablar durante el Tour con el anuncio del regreso al País Vasco para próximas ediciones. Una vez acabado el Tour, y con necesidad de noticias, se pasó a hablar de participantes y recorridos. Ha habido entrevistas para parar un carro. Han entrevistado hasta a Valverde. Y mira que ha habido noticias: desaparece Cerveló, Gianetti y Matxin consiguen dinero, también Unzué, las renovaciones de Samuel y Antón, la fallida de Intxausti, la victoria de Raúl Alcalá en el campeonato nacional de México a los 46 años, los rumores sobre el regreso de Manolo Saiz, el nuevo equipo luxemburgues, el nuevo equipo de Contador... Muchas.
El caso es que como decía, la Vuelta regresa mañana con un recorrido que, según los expertos, decidirá su ganador en Asturias. Dicen que la Vuelta es montañosa, y quizás lo digan porque solo hay dos cronos, la primera etapa, y una crono larga en Peñafiel cerquita ya del final. Hay varias subidas en alto, incluyendo el regreso a los míticos Lagos de Covadonga, aunque este año aparecen solos en el perfil. Todo el mundo habla del nuevo Mortirolo, el nuevo Angliru, la Bola del Mundo, un apéndice de Navacerrada que convierte este puerto en una pendiente de 21 km. Sin embargo, el tríptico del norte, con Peña Cabarga, los Lagos y, sobre todo, el final en Cotobello con el puerto de San Lorenzo de aperitivo parece que serán los jueces de la contienda. Y aún hay más, porque el Xorret de Catí y la visita obligada a Andorra, esta vez Pal, pondrán dos cimas más para endurecer las piernas de los ciclistas. A parte de estas, Málaga y Murcia recibirán a la Vuelta con dos puertos a unos 30 km de meta, el de Málaga de primera, el de Murcia de segunda, y la etapa que termina en Alcoy es un auténtico rompepiernas con siete puertos de tercera y segunda, seis de ellos en carrusel hasta final de meta. Así pues, por altimetría que no sea.
Sobre el pelotón, destaca que, a pesar de que sea la vuelta más montañosa de los últimos años, se verá un auténtico duelo de esprinters. A los Bennati, Cavendish y Farrar, hay que unir a Hushovd, Koldo Fernández de Larrea, Freire, Hutarovich, Goss, que viene de ganar en Plouay, Haedo, Weylandt, Van Avermaert, Forster y el trío calavera del Lampre con Bole, Petacchi y Danilo Hondo. Lo mejor de lo mejor para intentar destronar al velocista de la isla de Man.
A parte de los esprinters, el Ag2r pondrá en liza a Riblon, Nocentini y Nicolas Roche, que sigue creciendo. Andalucía intentará dejar el liderato a Marchante y estar en todas las escaramuzas. Astaná viene con seis kazajos, pero sin Vinokourov y con los eficaces Davis, Gasparotto y Jufre. El Bouygues tendrá a Tschopp para la montaña y a Trofimov y Vogondy para las escapadas. Los de Unzué son mis favoritos para la clasificación por equipos con aspirantes como Rubén Plaza, David Arroyo, Luis León Sánchez o Marzio Bruseghin. El Cerveló de Van Poppel cuenta con el número 1, Iñigo Cuesta, y un buen puñado de veteranos, Sastre, Hushovd y Tondo. El Cofidis será Moncoutié. El Euskaltel con las bazas de Antón e Intxausti, más la veterania de Egoi y Txurruka y la posible sorpresa del navarro Nieve. El Footon, antes de crecer y ser Geox, apostará por Durán, el suizo Vitoria para llegadas rápidas y el veterano Cheula. La FDJ, a la que aún le queda por descartar un corredor, pondrá en liza a una pandilla de aventureros encabezada por Meersman, Le Mevel y Offredo. El Garmin trae a Millar, Zabriskie, Vandevelde y el holandés Kreder. El Columbia al susodicho inglés, más los Velits y la promesa americana Tejay Van Garderen. El Katusha a explotar a Joaquim una vez más, junto con Ignatiev, Kolobnev o Caruso. El Lampre revivirá de sus cenizas al kazajo Kashechkin, el Milram le dará otra oportunidad a Fothen y Fröhlinger aparecerá cuesta arriba. El Liquigas tiene dos ases en la manga: Nibali y Kreuzinger. El Omega Pharma seguro que luce con Gilbert y Van Goolen y atención al desconocido veterano francés Peraud. El Quick Step con Barredo y dos italianos rápidos como Cataldo y Tossatto. El Rabobank con un buen equipo para arropar a Menchov con Mauricio Ardila Cano, Laurens ten Dam y Gárate. El Saxo Bank, a lo grande, con Cancellara, Larsson y los dos Schleck, que probablemente, intercambien papeles. El Sky con el indispensable Flecha, más Lokvist, Gerrans y Augustyn. Y, por último, los gallegos, que tienen la mosca detrás de la oreja, y que darán guerra con los clásicos David García Dapena y Veloso, pero sobre todo con Ezequiel Mosquera.
Como el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, y yo ya llevo tres con esta, tiro otra piedra y haré otra vez la votación para ver quiénes son vuestros favoritos. Por lo demás, a esperar que todo empiece ya. Fin de semana deportivo: empieza la Vuelta, empieza el Campeonato del Mundo de baloncesto, vuelve la Liga y esta tarde los asiduos al blog del tío de las Asics y un servidor repetimos carrerita por el Guggenheim en la Hiri Krossa de la Aste Nagusia. Ya habrá crónicas. Feliz finde.

2 comentarios:

Ricky dijo...

He votado por Menchov!! Yeah!!

Holden Caulfield dijo...

Tres votos en unas horas! Guauuuu! Seguro que habéis sido los tres habituales. Falto y yo y ya está. Yeah! Gracias Ricky.