viernes, 2 de septiembre de 2011

Haile Gebrselassie


Así,sin comerme la cabeza, copio y pego de la wikipedia:

Oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sydney 2000 (10.000 metros).
Campeón del Mundo en los 10.000 metros en Sttutgart 1993, Gotemburgo 1995, Atenas 1997 y Sevilla 1999.
Subcampeón del Mundo en los 5.000 metros en Sttutgart 1993 y en los 10.000 metros en París 2003.
Bronce en el Campeonato del Mundo de Edmonton 2001 (10.000 metros).
Campeón del Mundo en pista cubierta en la prueba de 3.000 metros en Birmingham 2003, Maebashi 1999 y París 1997.
Campeón del Mundo en pista cubierta en la prueba de 1.500 metros en Maebashi 1999.
Medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de cross, distancia larga, en Budapest 1994.
Plusmarquista mundial de maratón con un tiempo de 2 horas, 3 minutos y 58 segundos en Berlín 2008. Algunos lo llamaron la carrera perfecta.
Plusmarquista mundial de la hora con 21 kilómetros y 285 metros en Ostrava en 2008.


Y ahora va a salir en las portadas de todos los periódicos. Ahora, y dentro de unos meses, cuando el etíope vista de traje de etiqueta su 1'65 y sus 56 kilos para recibir el premio más prestigioso que se otorga al deporte en España, el Premio Príncipe de Asturias. Se lo merece. Probablemente, lo mismo que se lo merecían Edurne Pasaban, Reinhold Messner y sobre todo, a mi entender, la incombustible Jeannie Longo.
Nosotros, para celebrarlo, hemos salido hoy, bajo un calor asfixiante, a correr por los rincones de nuestra ciudad. A un ritmo muchísimo más lento del que llevó el de Arsi cuando reventó el cronómetro bajo la puerta de Brandenburgo, nos hemos hecho unos cuanto kilómetros mientras charlábamos de lo humano y de lo divino. Hemos tenido un nuevo compañero de grupeta, y, él debería contar su experiencia, pero ha sido agradable ver como ha acabado satisfecho después de probar su resistencia por primera vez.
Por cierto, dentro de poco, habrá noticias.
Y, por lo demás, enhorabuena a Haile Gebrselassie, un tío que, según los expertos, reinventó el atletismo. Para los que no podemos llegar tan lejos en nuestros comentarios, siempre quedará su elegante zancada y esa sonrisa sosegada con la que solía celebrar sus victorias.

3 comentarios:

Mitxel dijo...

Pues sí, un premio merecido. Estoy de acuerdo en que es el premio más importante que se otorga al deporte en España pero, a mi entender, es un premio que carece de prestigio. No me parece normal que casi la mitad de los vencedores sean españoles (a pesar de que sea un premio español, es como si la mitad de los premios nobel fueran suecos o noruegos) o que gente como R. Nadal lo haya conseguido y R. Federer no o F. Alonso lo consiguiera antes que M. Schumacher.
Saludos.

Holden Caulfield dijo...

Estoy de acuerdo. No comparto el criterio y, en realidad, me la trae bastante floja, pero creo que Gebrselassie se merecía este reconocimiento.

Mitxel dijo...

Eso sin lugar a dudas, Haile es todo un ejemplo.