martes, 6 de octubre de 2009

Erin Andrews


Ya puede desnudarse tranquila en los hoteles. El vendedor de seguros o lo que fuera que la perseguía y espiaba para intentar grabarla (y conseguirlo) mientras la periodista de ESPN se quitaba la ropa, ha sido detenido. El instintivo hombre de negocios o lo que fuera pretendía (y consiguió) vender luego los vídeos a una página de internet.
El tío tenía como unos treinta años. Iba al gimnasio, digo yo. Estaba borracho, seguro. Decía que no, pero no soltaba los codos de la barra para guardar el equilibrio. Yo solo quería una cerveza. El bar, lleno y los Tar Heels perdiendo.

- Tío, yo voy a ser alguien grande.
- ¿Eh?
- Al entrenador Donahue le pueden dar por el culo.
- Sí.
- ¿A qué sí?
- Claro.
- Un día llegaré a la portada de Sports Illustrated.
- Claro.
- Y me follaré a Erin Andrews.
- Me lo creo.
- Mejor aún... me casaré con ella.
- Seguro.
- Me la follaré y después veremos a los putos Gators ganar la NCAA, ¿qué te parece?
- Cojonudo, tío.
- Por cierto, me llamo Mark.
- Yo Ángel.
- ¿Eingel? ¿Qué coño de nombre es ése, tío?


Ahora, Erin Andrews no temerá que la vuelvan a grabar desnuda, eso sí, millones de Marks seguirán desnudándola, aunque sea con la mente. Soñar es gratis, ¿no? Por cierto, voy a seguir viendo Flashforward, quizás Mark siga soñando lo mismo.

4 comentarios:

David dijo...

Está tremendamente buena. Y en estos "testo-scenarios", más.

Holden Caulfield dijo...

Ahí esta, lo de los testoscenarios. Sabe de baloncesto, bastante, pero seguro que la mayoría solo piensan en ella como cheerleader, que lo fue.

David dijo...

Muy buena.

Leo del Mar dijo...

No creo que esta chica pueda darme más gusto ya del que me ha dado.
Un grande 'muchas gracias' a los perseguidores. "Ya lo toqué mañana." JC como CP.
Saludos.