viernes, 10 de diciembre de 2010

Casey Harriman



Bueno, qué puedo decir. Creo que nuestro seguimiento exhaustivo de la carrera deportiva de Casey Harriman no va a durar mucho más. En lo que va de temporada, ha jugado tres partidos con medias de 0'7 puntos en muy pocos minutos en cancha, y no todo se debía, como me temía, a que el nuevo entrenador contara más o menos con él. El mejor jugador de Ida Grove (Iowa) ya jugó la temporada pasada con dolores debido a una lesión en el hombro. A pesar de ello, consiguió entrar en las rotaciones de Dana Altman. Este verano, haciendo ejercicios musculares, se lesionó el hombro contrario, y se ve que esta vez los dolores son insoportables. Harriman ha tenido que parar y sopesa pasar por el quirófano, con lo que muy probablemente, daría por terminada su temporada. Y su carrera baloncestística, porque, ya en edad senior, los números de Harriman no invitan a pensar que pruebe con el aspecto profesional de este deporte. Por ahora, no tengo datos sobre su decisión final, si sigue en reposo y con rehabilitación, o ha decidido operarse. Sin embargo, su última temporada en el baloncesto universitario ya está viéndose truncada por los inconvenientes físicos. Cuando vuelva, si es que vuelve, puede que sea muy tarde. Aún así, y por deferencia, seguiré informando sobre los arrendajos azules hasta que termine la temporada y aunque las noticias no sean buenas del todo.

Porque, en los últimos cuatro partidos, en los cuales Harriman ha sido un mero espectador, los de Creighton han cosechado una victoria fácil y tres derrotas, las tres consecutivas. Mañana recibirán a Saint Joseph's para intentar romper esta racha.

Empezaron con una victoria ante Kennesaw State por 57-75 en el Qwest Center. Los mejores, Doug McDermott con 18 puntos, Darryl Ashford con 13, los mismos que Jeans Manigat saliendo desde el banquillo. También desde el banquillo destacó Wayne Runnels con 9 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias en 16 minutos. Descanso para Kenny Lawson Jr con solo 15 minutos. Jugaron hasta 13 jugadores.
Después, tres derrotas consecutivas, una en casa y dos fuera.

En casa, derrota ante la Brigham Young University mormona de Jimmer Fredette que no fue el mejor de su equipo porque Brandon Davies hizo 24 puntos y Kyle Collinsworth 12 puntos y 10 rebotes para los Cougars de Dave Rose que aún no han perdido un partido en lo que va de temporada. Los Fredette, Emery, Hartsock y Davies aspiran a mejorar sus resultados en la ronda final de la NCAA.

Fuera no le fueron mejor las cosas a los Bluejays: dos derrotas, ante Northwestern, por un contundente 52-65, a pesar de los de siempre, los 18 puntos del base Young, los 14 de McDermott y los 11 y 12 rebotes de Kenny Lawson Jr. La buena serie en el tiro del escolta Michael Thompson y el trabajo del prometedor alero de 2’03 de los Wildcats, John Shurna, fue suficiente para los de Illinois.

La última derrota fue en el derby ante la Universidad de Nebraska por un apretado 59-54 en el Devaney Center de Omaha, Nebraska. Los puntos para los de McDermott muy repartidos y solo su hijo alcanzó los 10, los demás se quedaron cerca y especial mención para el trabajo de Ethan Wragge, que no llevaba una temporada especialmente regular. El héroe de los Huskers, Brandon Richardson, con 18 puntos. Los de Doc Sadler se impusieron en parte gracias a la buena dirección de Lance Jeter, probablemente su mejor jugador.

A pesar de todo, seguiremos informando. Y ánimo para Casey Harriman.

2 comentarios:

achasa dijo...

Go Bulls!!! big D. Rose.

Holden Caulfield dijo...

It was big last night, yeah