domingo, 5 de diciembre de 2010

Jaycee Carroll


El año pasado ya vi jugar a los de Pedro Martínez en el BEC, en un partido que perdieron sin que supusiera nada para la clasificación final. Ayer, volví a verlos jugar, aunque jugaran con la equipación de pretemporada del Bizkaia Bilbao Basket, lo que dio lugar a comentarios humorísticos en el twiter del entrenador catalán, porque Pedro Martínez es catalán, ¿no?
El caso es que ayer I y yo ocupamos las localidades de J y A en el Bilbao Arena. A pesar del frío, creo que la gente subía con poco ánimo hasta la colina de Mirivilla por otra razón. La temporada está dejando opiniones encontradas y extrañas sensaciones de destemplanza, creo que eso ya lo dije, y si lo digo ahora, tampoco es por el frío, que lo hacía.
Siendo sincero diré que Fotis Katsikaris nunca ha sido un entrenador de mi gusto. Y cuando digo nunca, digo desde que entrena al Bilbao Basket, porque no conocía con detalle su trabajo anterior en Grecia y en Valencia. La temporada pasada las circunstancias eran excepcionales. Mi juicio se basa en el análisis de su ideario baloncestístico que he juzgado tras ver la progresión del equipo en pretemporada y en los primeros partidos de esta temporada. Dejo de lado sus decisiones para con la plantilla durante el verano, que aunque no comparto, acepto porque las responsabilidades técnicas siempre deben ser adquiridas por el entrenador.
Ya en pretemporada contra el Cajasol en Barakaldo, el planteamiento táctico del equipo me parecía pobre y arriesgado, pero era solo un partido de pretemporada. Lo que va de temporada, sin embargo, no me ha animado a compartir con Katsikaris su propuesta deportiva. Considero que la apuesta de Katsikaris por un juego físico y rápido provoca que se menosprecien situaciones del juego que resultan más eficaces. La sensación general que me queda es que el equipo juega revolucionado y desesperado porque la desesperación parece su espacio natural. Pero todo esto, como siempre, es una opinión personal que a ciencia cierta podría ser rebatida por gente que entiende mucho más que yo de baloncesto. También podría explicar mucho mejor por qué digo lo que digo pero tampoco creo que sea el lugar y el momento adecuado. De todas formas, si Katsikaris sigue como entrenador, deseo que su propuesta funcione cuante antes y que el equipo resuelva mucho mejor los partidos.
En fin, lo que quedo de todo esto, fue la anécdota de seguir el juego de dos mormones en la ACB. Y ya he explicado antes aquí que no soy mormón, pero por lazos de amistad y por obligaciones laborales mantengo cierta cercanía con esta comunidad religiosa que es en realidad una entidad cuasi-étnica y culturalmente particular. Jaycee Carroll es el máximo anotador de la ACB, así que no fue una sorpresa que comenzara el partido con 8 de los 10 puntos que su equipo anotó para ponerse 0-10. Y después desapareció, porque Jaycee Carroll juega como estoy seguro de que jugaba en la Universidad. De hecho, viéndole jugar frente a Aaron Jackson, había momentos en los que parecía que lo que estábamos viendo era un partido entre la Universidad estatal de Utah y la Universidad de Duquesne. Sus porcentajes son dignos del imaginario de un tirador nato de los Estados Unidos, malos pero abundantes. Su forma de botar el balón, abierto y retador, recuerdan a los tiradores blancos de las universidades pequeñas del medio oeste.
El otro mormón tuvo un día digno de borrar del calendario. Spencer Nelson entró y salió del partido al ritmo desesperante de su entrenador, Pedro Martínez que veía con incredulidad como al jugador con pasaporte azerbayano no le salía nada. Sus minutos en la cancha se distinguía por perder balones, verse superado por el rival o cometer faltas. Incluso cometió una flagrante ante Marko Banic que ofreció la posibilidad de un encontronazo que no llegó a más porque Nelson, con una probable ética mormona, se disculpó casi azorado. No es un recién llegado. Tiene ya 29 años y ha jugado en Alemania con el Bamberg, en Italia con Benetton y Fortitudo Bolonia y en Grecia con Aris y Peristeri, no es mal bagaje, la verdad. Ayer, sin embargo, no le salió nada, como no le salió nada al Bilbao Basket en siete segundos finales esperpénticos.
Y, por cierto, eso es lo más reseñable que hice en un sábado en el que hasta disfruté de una película de Sandra Bullock aunque fuera gracias a Thomas Haden Church.
Por cierto, una auténtica joya el blog de Jaycee Carroll. Una joya. La foto, de sus tiempos de estrella en la Universidad de Utah State.

14 comentarios:

achasa dijo...

Oye, una cosa. ¿Qué tal es Mavroeidis? Cada vez que veo las estadísticas y me fijo en él, no veo que haya hecho nada interesante. Me generan curiosoidad los dos griegos. Vasileadis, sí que aporta y me parece buen jugador, pero ¿el otro? ¿Cómo se está viendo en Bilbao a este tío?
Álvaro.

Holden Caulfield dijo...

No lo ha hecho mal cuando ha podido. Tiene maneras. Ayer no jugó nada. En general, poco tiene que aportar cuando el juego interior del BBB no existe. Pero podría aportar mucho más, es infinitamente mejor que EHS. Por cierto, lo de hoy en Lasesarre ha sido doloroso, doloroso.

achasa dijo...

Me duele decirlo, pero no veo ningún futuro en Lasesarre. Ni en el campo, ni en las oficinas. Mucho tienen que cambiar las cosas, pero vislumbro un largo caminar por el desierto.
¿O lo decías por la meteorología?

P.D. Jacobo presidente!

Holden Caulfield dijo...

Jaja. Jacobo presidente y delantero centro también. Y Mitxel de mediocentro de creación para el Athletic.

Por alusiones dijo...

Pues íbamos a ser la revolución del futbol vizcaino, jejejeje!!!

Anónimo dijo...

Hola, Holden Caulfield! Saludo de Moscú a todos!
No me gusta nada ese atasco de BBB. Sigo fijamente a los bilbaínos por presencia entre ellos de mi jugador más favorito, sufro por todo el equipo muchísimo (hasta que deseaba a ellos ganar al Madrid) y me dan mucha pena sus últimos partidos.
Katsikaris tiene una pagina rusa en su carrera y esa pagina fue muy bonita. La temporada 2005-06 entrenó al Dinamo de San Petersburgo, hoy desaparecido por problemas financieros. Como los aficionados tanto los expertos se acuerdan del juego de aquel club con mucha nostalgia porque era muy atractivo, rápido e intenso. En el Dinamo SPb Katsikaris sustituyó a David Blatt y logró en su primera (y única) temporada 3-ro puesto que fue primer podio para San Petersburgo en los 13 años (ahora en 16). En aquella época el baloncesto ruso se bañó en dinero de los patrocinadores, había un montón de equipos bastante acomodados, y el logro de Katsikaris con un plantel bueno pero no muy remarcable merece de ser destacado.
Su llegada a Bilbao también impresiona. Considero la epopeya de BBB en Eurocopa positiva. Hasta el partido precisamente ante los canarios veíamos una remontada tremenda. Pero faltó un poquito sobreesfuerzo para conseguir los play offs y Eurocopa. Esta temporada ocurre algo parecido: muy buen arranque y luego un frenazo sin motivos claros. Merece la pena preocucarse? Creo que no. La temporada es larga, todavía hay opciones coperas. En cuanto a la química del equipo, para elaborarla tienen prácticamente todo excepto una pequeña cosa que no se vende – el tiempo. En los deportes españoles la paciencia es un fenómeno muy raro…

Y los canarios sí sorprenden. No esperaba tantos partidos buenos consecutivos de ellos.
Holden Caulfield, por qué preguntas por origen de Pedro Martínez? Porque él no reaccionó nada ante el viaje de su equipo por “este país”?

Elena. Moscú :-)

Holden Caulfield dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Holden Caulfield dijo...

Hola, Elena. Había pasado el tiempo, eh. No, lo de Pedro Martínez lo preguntaba sin ironía, porque tampoco lo tenía claro. Sabía que salió de la cantera de Badalona, pero como tiene apellidos tan castizos, no sabía si venía de algún otro sitio.
Sobre Katsikaris, es bueno saber todo eso, yo no conocía más que había entrenado en Rusia, pero no sabía qué impresión dejó.
Supongo que ese juego rápido e intenso es el que está intentando aplicar aquí. Pero no está funcionando. No está funcionando porque yo creo que en la ACB no funciona. No se puede jugar así, o solo así. El equipo carece por completo de argumentos con el balón parado. Falta criterio y recursos. Para mí, sí hay motivos para preocuparse y no es solo cuestión de tiempo, aunque tengas razón en que aquí no se suele tener paciencia con los proyectos. Yo me alegraría si ese baloncesto funcionara y a Katsikaris le fuera bien en Bilbao, pero no lo tengo muy claro. Ojalá. A tu jugador favorito no se le ve muy cómodo con su juego, aunque esto no deja de ser una impresión que tengo yo.
Gracias por tu comentario, Elena, y esta semana, me parece, ¿no tenéis el gran día para vengaros?

Anónimo dijo...

Mil perdón por mis errores. Cuando escribo con las emociones mi cabeza me sirve peor.
Actualmente casi todos los equipos con muchos internacionales en sus filas pasan unos altibajos. El BBB no es una excepción. Ambos participantes europeos de la gira a la NBA en septiembre pasado de momento están muy lejos de su forma óptima aunque hace unos meses se disputaban el puesto en F4. Pero los baskonistas aún siguen teniendo las opciones europeas mientras que el CSKA prácticamente las ha perdido.
El Khimki también viven una irregularidad, pocos partidos juega sin bajones. Lo único que puedo pronosticar es que nos espera una lucha tremenda, y el propio baloncesto no estoy segura que fuere espectacular. A mí me encanta precisamente el baloncesto como un duelo por eso espero este partido con mucho entusiasmo. Lo de venganza ... no sé...ya no lo experimento y es una pena que dos equipos que me gustan y los deportistas grandes arriesgan quedarse sin Euroliga tan temprano mientras que unos clubes a los que quiero poco ya están en top-16.
Elena. Moscú.

Holden Caulfield dijo...

Suerte y que gane el mejor Elena. Ellos están muy mal. Jamás había visto a Dusko Ivanovic tan apesadumbrado. Solo Stanko Barac (increíble) y Fernando San Emeterio están en buena forma. Aunque quizás por eso sean más peligroso que nunca.

Anónimo dijo...

Con el Barça ya pudieron sin Dusko. Jamás había visto a Xavi Pascual tan apesadumbrado ;-)
Podrían dar un master-class a Messina y el dinero ganado por ello gastar en algo necesario.
Barac sí impresiona pero necesita el cambio adecuado si se cansa o sobrecarga de faltas o si se lesiona (¡Dios le guarde!). Y San Eme es fantástico! También destacaría a Oleson. El rendimiento de los de más es un gran misterio, para mí al menos.
Y el Khimki está en la situación igual. Por eso mañana espero mucha y dura defensa por ambas partes. Y que gane el mejor!
Elena :-)

Anónimo dijo...

Buenas!
Muy malo partido del Khimki. Los baskonistas han sido un poquito menos peores. Y me parece que esta derrota es la del cuerpo técnico. No he entendido sus ideas en ataque y defensa ha sido peor de la habitual. Estaba claro que Logan iba a buscar una rehabilitación después de ser muy culpable de derrota en el partido de ida.
Ahora vamos a animar y a sufrir por los bilbaínos.

Jeje! La entrevista de Axel en la Radio Vitoria. Estan preparando )))
Elena :-)

Holden Caulfield dijo...

Hola Elena,
Solo vi los cinco primeros minutos y el último cuarto, además de un poco del tercero. Sí, mal partido del Khimki. El comienzo fue prometedor, con un Loncar que me hizo recordar a Scola, aunque solo fuera por el pelo, pero fue un espejismo. Después, Langford parecía que se iba a salir, pero se salió tanto que ya no volvió a entrar. Lo hace muy bien en el poste bajo, pero no sé por qué abusa tanto de esa jugada. Eze me pareció un jugador muy interesante y Planinic siempre ha sido una de mis debilidades, aunque ayer se le vio más interesado de lo normal en anotar. Puede que tengas razón, Scariolo no le cogió el pulso al partido en ningún momento. Pero bueno, váis líderes en Rusia y aún hay posibilidades de clasificación, ¿no? Ahora ya veremos que pasa el domingo en el derby, la verdad es que a algunos jugadores del Baskonia se les vio muy fundidos.

Anónimo dijo...

Hola, Holden Caulfield! Y una de mis máximas debilidades es el tema de vueltas de la vida :-)
Por eso voy a añadir unos detalles al cuadro del partido Baskonia-Khimki. El detalle principal es que el próximo lunes a Scariolo como seleccionador le espera la reunión de la FEB donde él debe representar la analisis de actuación de la selección. La prensa deportiva mencionaba que la posición de Scariolo deja que desear pese a dos años de contracto que le quedan. Y a unos días de ello a Scariolo como entrenador del Khimki le tocó la “suerte” de “rematar” a los baskonistas en Euroliga. O tratar de hacerlo al menos. ¿Y qué vemos en este partido?
Por mi parte puedo constatar que el Khimki ayer no pareció a sí mismo, sobre todo en defensa. Y es que Scariolo siempre repite que son posibles unos días malos en ataque pero el día para defender mal no existe. 89 puntos encajados por un oponente que tampoco estuvo a tope es muy raro para su Khimki.

En cuanto a la clasificación en la Liga rusa, el primer puesto del Khimki más bien es "mérito" del CSKA que perdió en un partido más. Pero "corregirlo" no es un “problema” grande, el fin de semana que viene se jugará el derby Khimki-CSKA. Y para conseguir top-16 hay que ganar al Maccabi a domicilio y al Zalgiris en casa +9 o más como mínimo. A ver si David Blatt sea buen samaritano también?..
Elena :-)