lunes, 1 de julio de 2013

Anthony Bennett



Se terminó la NBA y no he dicho ni mú. Alguno igual ha interpretado mi silencio como un síntoma de decepción, y no andaría mal encaminado, aunque el baloncesto americano y las pasiones, en mi caso personal, tampoco es que hagan saltar chispas cuando se mezclan, pero sí. Sí que, si tenía que elegir, le tenía más simpatía a los viejos Spurs de Tiago Splitter que a los Miami Heat del trío magnífico. No vi el último partido, pero si lo ganaron, es que se lo merecieron. Así que enhorabuena para un LeBron James que va camino de inaugurar una dictadura en el baloncesto NBA.
Terminado el campeonato, empezaron los rumores, que durante mucho tiempo, se centraron en los arrumacos que Dwight Howard se ha marcado con distintos equipos. El resto de la atención se centraba en tres equipos Los Ángeles Clippers, los Celtics de Boston y los New Jersey Nets, sobre todo, porque dos de ellos parecían andar conspirando un traspaso multitudinario. Se rumoreó también la enésima oportunidad para Greg Oden, el regreso de Fabricio Oberto, los cambios de entrenador, y, al final, se confirmaron algunas cosas. Tales como los movimientos de banquillo: fuera George Karl o Lionel Hollins, dentro Mike Malone (Kings), Jason Kidd (Nets), Brian Shaw (Nuggets), Steve Clifford (Charlotte), Mike Budenholzer (Hawks), Maurice Cheeks (Pistons), Jeff Hornacek (Suns), Dave Joerger (Grizzlies), Larry Drew (Bucks), Brett Brown (Sixers) o Glen Doc Rivers (Clippers). Larry Bird volvió a Indiana como jefazo. Grant Hill anunció que se retiraba. Poco más, lo demás, como en la canción de Raffaella Carrá.
Ha habido que esperar hasta ayer, durante el draft, para vivir las primeras certezas y certeras, además. Varios movimientos y, por lo que he leído, varios expertos coinciden en calificar al draft de 2013 como un draft sorprendente y un tanto inexplicable. Sin ir más lejos, el favorito y número uno en los vaticiones consensuados, Nerlens Noel, pivot de 2'11, cayó al sexto puesto, pero, eso sí, su elección provocó un traspaso de consideraciones a consecuencia del cual los Sixers visitarán Bilbao sin su estrella Jrue Holiday. Por ahí he leído que el chaval tenía un cabreo de los grandes y que lanzó una premonición amenazante, jura que se vengará de lo que ha interpretado como una falta de respeto. El caso es que primero eligieron los Cavs y se hicieron con el alero Anthony Bennett (foto tomada de espn.go.com), al que comparan con Anthony Davis y otros dicen que aún está un poco verde. No vi jugar la temporada pasada a UNLV, así que yo no puedo añadir mucho más. Sí que he visto a Victor Oladipo, segundo del ránking, un tirador puro que se puede poner las botas en Orlando. En tercera posición eligieron los Wizards a Otto Porter y el primer pivot elegido fue Cody Zeller por los Bobcats en la cuarta posición del draft, justo dos puestos por delante del que fuera favorito, Nerlens Noel, a quien también se le coló otro jugador interior por delante, Alex Len, elegido en quinta posición por los Phoenix Suns.
Antes de elegir, ya se vaticinaba la presencia de algún europeo en los primeros puestos, pero solo dos entraron entre los quince primeros, y el primero fue precisamente Alex Len. El pivot ucraniano ha hecho una buena temporada en Maryland y su entrenador, Mark Turgeon, se deshace en elogios. Dicen que es un taponador nato y que tiene buenos movimientos, que le falta cuerpo y consistencia. Mide 2'16 y parece seguir el patrón de pivot europeo que tanto les gusta a los americanos. El otro europeo entre los quince primeros no deja de ser un desconocido griego de origen nigeriano que jugaba en la segunda división griega, aunque hace ya tiempo que en Zaragoza le firmaron un contrato de futuro que ahora intentarán hacer valer. Los Bucks han visto en este alero de 2'06 una especie de relevo para el buen rendimiento que les ha dado Ersan Ilyasova. 
También en primera ronda se metieron Lucas Nogueira (16), Dennis Schroeder (17), Sergey Karasev (19), el senegalés Gorgui Dieng (21), Rudy Gobert (27), Livio Jean-Charles (28) y Nemanja Nedovic (30). Empezando por el final, Nedovic es un base muy alto, hijo de un exjugador de balonmano que despuntó en el Estrella Roja y ahora jugaba en Lietuvos Rytas. Lo eligieron los Suns, a los que les va lo de los bases internacionales, pero fue traspasado a los Warrios. Rudy Gobert y Livio Jean-Charles son dos jóvenes franceses. El primero juega en el Cholet, el segundo en el Asvel Lyon-Villeaurbane. De Gobert, que despuntó en el Europeo sub-20 de 2011 junto con su compatriota Leo Westermann, siempre resaltan, por supuesto, sus 2'18 y que aún hay que pulirlo bastante. Le tocará hacerlo al cuerpo técnico de los Utah Jazz, donde acabó tras traspasarlo los Denver Nuggets. Su compatriota Livio Jean-Charles es un escolta delgadito, joven y alto, que se convierte en una apuesta más de los San Antonio Spurs. El senegalés Gorgui Dieng ha jugado esta temporada su última de universidad con la Louisville de Rick Pitino. Otro que sigue una larga tradición, esta vez la de los pivots africanos, con robustos físicos y buenas cualidades para el rebote y la defensa. El ruso Karasev tiene 19 años pero parece ya un veterano. Ha jugado profesionalmente bajo la tutela de su padre Vasily Karasev (ex del CSKA, Iraklis, Efes Pilsen, Khimki...) en el Triumph promediando más de 16 puntos por partido. Lo han elegido los Cavs. Por delante de él, los Hawks han elegido al base alemán de madre gambiana Dennis Schroeder o Schröder. En Alemania le consideran el mayor talento actual del baloncesto germano. Y justo por delante de éste, quedó el espigado producto de la cantera estudiantil, Lucas Nogueira quien, al igual que el entrenador que más confianza le ha dado en ACB, Txus Bidorreta, acaba de renovar por el equipo de Madrid. A Nogueira lo eligieron los Celtics para después traspasarle a los Hawks, pero puede que ni él ni Schröder jueguen en Atlanta la temporada que viene. Habrá que esperar para saberlo. 
Ya en la segunda ronda, los Thunder se hicieron con Alex Abrines en el puesto 32, y su compañero en el Barça, Marko Todorovic, apareció en el 45 con otro equipo acostumbrado a rastrear el mercado europeo, los Portland Trail Blazers. Uno más de la ACB, el brasileño del Gipuzkoa Basket Raúl Neto tuvo que esperar al puesto 47 de la segunda ronda para ver como los Atlanta Hawks (omnipresentes en este draft) se hacían con sus servicios. El iraní Arsalan Kazemi, alero de 2'01 que ha cumplido con su periplo universitario en Rice y Oregon, fue elegido en el puesto 54 por los Wizards, pero lo traspasaron a los Sixers. Un puesto por debajo, el 55, entró en la lista el ex del Valencia Basket y actual jugador del Partizan de Belgrado, Joffrey Lauvergne, otro talento francés, esta vez un ala-pivot de 2'11 que ya sabe lo que es ganar dinero con esta profesión. Compañero suyo, aunque fuera por unos meses, fue Bojan Dubljevic quien ha hecho una gran temporada en Valencia. Temporada que le ha valido para renovar y para que los Wolves le eligieran en el draft, aunque fuera en el penúltimo puesto. El último, por cierto, también ha sido para un europeo, el escolta letón Janis Timma, jugador del BK Ventspils. 
Como decía, aprovechando que el draft pasaba por Brooklyn, hubo varios movimientos, alguno de ellos sonado. Por ejemplo, Paul Pierce y Kevin Garnett fueron traspasados a los Nets, los Sixers vendieron, por sorpresa, a su estrella, Jrue Holiday y el griego Kosta Koufos, a pesar de su gran temporada, acabó fuera de los Nuggets y parece que jugará en los Grizzlies. 
Pero aún ha habido más movimientos en los últimos días y más rumores que van saliendo, como el supuesto traspaso de Rajan Rondo a los Mavericks. Parece que se confirma que Andrea Bargnani alegrará a la parcela de seguidores italo-americanos de los Knicks. Los Pistons quieren a Andre Iguodala, Ray Allen renueva por los Heat, Andrei Kirilenko abandona los Wolves, Carlos Delfino y Aaron Brooks también cambiarán de ciudad, y, por supuesto, Dwight Howard tiene más novias que Warren Beatty. Hasta han publicado su calendario de entrevistas con los pretendientes: primero se reunirá con los Rockets, después con los Hawks, los Warrios, los Mavericks y, finalmente, con los Lakers. Algunos apuntan a que Mavs o Rockets pueden llevarse el gato al agua. Un gato enorme, por cierto. 
Y habrá más, porque, en esto de la NBA, los jugadores, cuando llega el verano, sí que son cromos. No sé si lo contaremos. La verdad es que me interesa más ver si la premonición de Nerlens Noel se cumple. O saber qué hará finalmente Gregory Echenique ahora que, como se esperaba, ya sabe que no está entre los sesenta elegidos del draft.

2 comentarios:

achasa dijo...

Y Rose cuándo vuelve?

Holden Caulfield dijo...

A ver si no se me borra este comentario. Yo creo que ya está. Me suena que se rumoreó que igual podía estar para algún partido del play-off. Supongo que estará para el inicio de la temporada, pero tampoco te puedo decir con absoluta seguridad.