domingo, 14 de noviembre de 2010

Chema Martínez


Creía haber utilizado ya el nombre del atleta madrileño, pero el que había utilizado ya era el de Rafa Iglesias. Pensaba usar el de Gontzal Sanz, que también se lo merecía, pero al final he optado por el antiguo campeón de Europa de los diez mil. También podía haber usado el nombre de María López de Tejada, ganadora en categoría femenina, pero este nombre me lo guardo para otra ocasión. El caso es que Rafa Iglesias ha repetido triunfo en la Behobia-San Sebastián al dejar atrás a Chema Martínez en la subida final a Miracruz. Sanz ha sido tercero. A ninguno de ellos los he visto de cerca. Pero he estado ahí. Yo hoy también he subido Miracruz, por primera vez, más de dos horas después de que lo hicieran ellos. De hecho, calculo que para cuando yo salía de Behobia, ellos ya estaban llegando al Boulevard, si no es que ya lo habían hecho.
De todas formas, toda nuestra alegría y satisfacción se ha venido al traste cuando volvíamos en el coche, escuchando en la radio como Alonso no podía superar a un tal Petrov. La noticia de que un corredor popular había fallecido poco antes de llegar al Kursaal nos ha dejado fríos. No sabíamos qué decir. Si estas muertes te afectan cuando practicas este deporte y las escuchas por la radio, más aún si tú eras uno de todos esos atletas que hoy se habían reunido en Guipúzcoa para celebrar una fiesta deportiva. Como siempre, no sé qué decir. De verdad, no sé qué decir.
Nuestra experiencia, hablo de M y un servidor, que, al final, hemos sido los únicos en acercarnos hasta Irún en esta edición, había sido, hasta escuchar la noticia, muy positiva. Para M era la segunda. Salía con intención de bajar de una hora y cincuenta minutos, y lo ha logrado por cuatro. A solo dos minutos de su marca del año pasado, lo que le ha dejado un cierto sabor amargo. Yo he llegado trece minutos más tarde, lo que ha supuesto bajar de las dos horas, lo que significa que he batido mis aspiraciones por mucho. Ayer llegué a casa sobre las once de la noche tras un largo viaje y una semana con un único entrenamiento (poco prometedor) en Almería. Para más retruécano, Iberia perdía mi maleta donde estaban mis zapatillas y mi cronómetro. Así que he tenido que correr con unas zapatillas viejas. Pero nada consiguió que no disfrutara de una auténtica fiesta. Todo el espectáculo es positivo. Mucha gente, buen ambiente, un gran público que no deja de animar durante toda la carrera, tan protagonista como los atletas populares. Ni la lluvia, que no paró durante toda la carrera, ni el viento de cara pudieron amargarnos la experiencia. La prueba es dura, subes desde Irún, te topas de frente con Gaintxurizketa, los toboganes de Lezo te planchan, Pasajes te da fuerzas y la subida final a Miracruz es un auténtico reto que se hace largo y exigente. Desde ahí, las que me jugaron una mala pasada fueron las pancartas (y mi ignorancia). Empecé a forzar a falta de dos kilómetros, creyendo que podía bajar de las dos horas y confundiendo hinchable tras hinchable hasta que al final apareció la verdadera meta al final del Boulevard. Por el camino, detalles de deportividad, niños que te ponían la mano, gente desconocida gritando tu nombre, un pirata que ya debe ser famoso, algún chiste malo y una sonrisa en los labios cuando la meta quedó de espaldas. Tras las adversidades de todos estos meses, poder superarte física y mentalmente en una prueba que no deja de ser festiva solo habían conseguido dejarnos una dulce sensación de pundonor y satisfacción personal. Hasta que Vettel entró en meta, y pasaron al boletín informativo.
Merece la pena probar esto. Sabe dulce y te quita la sed. Lástima que los veteranos, por distintas razones, no hayan podido sumarse hoy. Se echó de menos la experiencia de los Chaparro, Enjamio y Maiztegi de nuestro blog amigo, pero quizás el año que viene el grupeto sea más grande, si es que repetimos. Yo se lo recomiendo a todo el mundo que le guste correr. Veinte kilómetros de esfuerzo que se celebran al pasar la meta, pero se disfrutan desde Behobia hasta San Sebastián. No me duele nada, no estoy cansado. Bueno, me duele algo el corazón. El mismo que le ha fallado hoy a uno de los tantos que nos reunimos hoy allí. No sé qué decir, de verdad. Solo, aunque no sirva de nada, que le brindo mi carrera a él.
Posdata: se aceptan crónicas (sentimentales y/o deportivas, o no) alternativas, que sé que alguna va a haber.

6 comentarios:

M dijo...

Aupa gente!!!!
Coincido al 100% con lo comentado por HC. Nos las prometíamos muy fellices cuando hemos llegado al coche pero al escuchar la noticia del fallecimiento pues te quedas bastante jodido, la verdad es q yo tampoco sé q decir.
En cuanto a la carrera, pues para mí ha estado bastante mejor de lo esperado. Quería bajar de 1:50 y lo he conseguido pero a medida q avanzaba la carrera me iba viendo mejor y pensaba q podía rebajar mi marca del año pasado y al no haberlo conseguido pues me he quedado un poco decepcionado. He empezado muy bien, Gaintxurizketa lo he superado sin problemas, en los toboganes de Lezo me he crecido, en Pasajes muy bien y de repente ha llegado Miracruz, ahí me he hundido, me ha costado mucho pasarlo y para cuando lo he hecho ya he visto q no iba a poder rebajar mi marca, pero el año q viene fijo!!!
Esta carrera es una pasada, el ambiente, la gente, el recorrido, la organización...en fin, Zorionak a Fortuna y toda la peña q toma parte en esto.
HC!!! Zorionak a ti tb, por supuesto!!! Somos unos valientes!! Los únicos q hemos ido, con el tiempo q hacía y encima cumpliendo objetivos!!!
Y al trío fantástico...pues q os hemos echado mucho de menos chavales!!! El año q viene a ver si nos juntamos más!!!
Saludos a todos.

Holden Caulfield dijo...

La crónica alternativa de M, claro que sí. No te voy a dar las gracias, ¿ok?

achasa dijo...

Bueno chavales. No he podido escribir antes. Acabo de bajar del avión. Antes de nada: Zorionak a ambos!!!. Mucho mejor de lo que yo me esperaba. Y no lo digo por los tiempos, que sí me los imaginaba, especialmente, el HC -correr dentro de una carrera no es lo mismo que entrenar-, sino porque dado cómo se presentaba la carrera el día anterior: viajes, resacas, tabaco, cansancio, lesiones, cojeras... nada invitaba a este resultado. Fantástico. Lo habéis hecho muy bien y, encima, haciendo frente a la metereología.
HC, ya has descubierto el por qué siempre hablamos tanto y tan bien de esta carrera. Hay que hacerla para poder entenderlo. Es dura, muy dura, pero al final, cuando cruzas la meta, estás deseando repetir. Algo tiene.
Espero de corazón que el año que viene nos podamos juntar, como mínimo, los cinco que ya hemos disputado esta carrera.
En cuanto al fallecimiento de César, nada que decir. Ya me ha tocado vivirlo en directo en alguna carrera y se te queda un cuerpo muy jodido. Una desgracia más.
Prometo una entrada en pormaratones pero necesito un par de días en los que recaude las clasificaciones, los vídeos y lea todas las noticias.
Un abrazo a todos y, nuevamente, enhorabuena.
Álvaro.

maizte dijo...

Zorionak a los dos, campeones!!! A ver cuando corremos alguna todos juntos!! Un abrazo

achasa dijo...

Jon, te veo motivado. Así me gusta. A ver si ahora animas también a Enjamito, que le veo un poco fuera de onda.
Un abrazo.
Álvaro.

Holden Caulfield dijo...

Hasta yo estoy sorprendido. Gracias por los ánimos. Ahora M intenta comerme la cabeza para la Santurtzi-Bilbao, ya veremos. Ojalá algún día corramos juntos, aunque me parece que haríamos juntos solo los primeros 500 m.