viernes, 5 de noviembre de 2010

Fabricio Oberto


Pues nada, hasta luego, tío. Se le acabó la energía al argentino, a los 35 años, y tras aguantar los tres últimos, al parecer, con problemas cardíacos. Ahora le ha llegado el momento de decir basta, y no se marcha con una carrera cualquiera: medallas en Mundiales y Olimpiadas, campeón de la ACB y campeón de la NBA. Se marcha tras haber defendido las camisetas de Asociación Deportiva Atenas, Olympiakos, TAU Cerámica, Valencia, San Antonio Spurs, Washington Wizards y Portland Trail Blazers. De Argentina a Oregón, sin dejar de crecer, dejando por el camino, la reputación de un jugador interior fajador y laborioso, no sin cierto talento. Pero, una arritmía cardíaca, de la que ya fue operado hace un año, le obliga a dejarlo. En Vitoria, aún se le recordaba por aquella temporada del doblete, con Ivanovic, y bien acompañado por Scola, Nocioni, Bennett, Tomasevic o Sergi Vidal. Supongo que le habrá dado tiempo a ahorrar, y cuando pase el tiempo y mire atrás, no creo que eche de menos ningún éxito en su palmarés, así que ahora, a descansar y a olvidarse del baloncesto. Algo parecido a lo que le pasó ayer a Rubén de la Red y a Miguel García, nuevos horizontes y proyectos en sus vidas. ¿No es emocionante al fin y al cabo? Yo qué sé.

3 comentarios:

Ricky dijo...

Buenas!!

Ayer lo pensaba yo... tres deportistas (de mayor o menor éxito) pero medianamente jóvenes, retirados el mismo día por problemas de salud... cuanto menos curioso ¿no? ¿Es posible que haya algo más que simple casualidad detrás de ello? Ni yo mismo sé bien a qué me refiero pero... no sé...

Holden, como siempre, un gran blog!!

achasa dijo...

Buenas también!!!
yo creo que sí, que algo hay detrás de todo esto. Igual los casos de los tres que comentáis no están relacionados pero, en general, no es normal lo que ocurre dentro del deporte y los problemas de corazón. Por lo menos, así lo pienso yo. No sé si son los entrenamientos, los ritmos de competición, los tratamientos, los medicamentos, otras técnicas, otras sustancias... algo hay y no me huele bien.
Saludos.

Holden Caulfield dijo...

Ni puta idea. Pero os agradezco los comentarios. Últimamente apenas tengo tiempo para escribir, y ya pensaba que esto del blog iba languideciendo.