martes, 20 de abril de 2010

Goran Ivanisevic


Fue todo un personaje de las pistas de tenis que redujo su momento de gloria a un solo torneo, el de Wimbledon de 2001 cuando ganó en la final al australiano Patrick Rafter después de esperar hasta que el torneo le diera una invitación para poder participar. Antes ya había perdido tres finales, ante Andre Agassi y Pete Sampras, el número uno de su época y un auténtico quebradero para Ivanisevic que ha confesado que Sampras le volvía loco.

Protagonista de muchas anécdotas, capaz de lo mejor y lo peor sobre la pista, Ivanisevic sacaba bien y poco más, según dicen que dijo McEnroe aunque luego el propio McEnroe lo negó ante Ivanisevic. Hoy le entrevistaban en un periódico deportivo nacional, no recuerdo cuál, pero si tenéis oportunidad de leerla merece la pena. Sin pelos en la lengua, Ivanisevic es sincero con su carrera deportiva y con sus opiniones ante temas tan diversos como Rafa Nadal o el FC Barcelona. Incluso no tiene reparos en decir que su compatriota Ljubicic es mejor que Cilic, el jugador al que ahora él entrena.

Desde que se retiró, Ivanisevic se ha convertido en un formal padre de familia, aunque tuvo tiempo para participar en un reality show de su país donde cambiaba su vida por unos días con la de un barrendero. Según explica en la entrevista, Ivanisevic siempre quiso ser barrendero cuando era un niño, quién sabe por qué, igual por lo mismo por lo que, según dicen, tenía un gran saque gracias a los días que dedicó de pequeño a tirarle piedras a los gatos. Lo dicho, la entrevista merece la pena, pero no me acuerdo de dónde lo he leído.

2 comentarios:

achasa dijo...

la entrevista está en el Mundo Deportivo:
http://www.elmundodeportivo.es/gen/20100420/53911327786/noticia/ivanisevic-de-nino-queria-ser-barrendero.html

Álvaro

Holden Caulfield dijo...

Thanks