jueves, 15 de abril de 2010

José Alvalade


El Vizconde de Alvalade fue uno de los fundadores del Sporting Clube de Lisboa, y ahora le da nombre al estadio. Estoy en Lisboa. En el avión vine leyendo una revista de la aerolínea TAP. Leí un reportaje sobre la cantera del Sporting. Estaban orgullosos. Decían que eran la mejor cantera de europa junto con la del Barcelona y la del Olympique de Lyon. Para ello esgrimían nombres: Moutinho, Futre, Simao Sabrosa, Nani y sobre todo estaban orgullosos, decían, de ser la única cantera de europa con dos jugadores ganadores del premio FIFA al mejor jugador, Luis Figo y Cristiano Ronaldo. Creo que ayer perdieron el derby con el Benfica. Llevo un día aquí, pero me da la sensación de que la ciudad en general tira más para este segundo equipo. ¿Me equivoco? Puede. Hoy hemos acabado tomando cerveza en una pastelería llamada Libertade. Éramos un alavés de corazón rojiblanco, un rojiblanco de corazón barakaldés, un gallego de origen leonés al que parecía importarle poco el fútbol, un alemán que echaba a Jupp Heynckes la culpa de cargarse a su equipo del alma, el Eintracht de Frankfurt, y una italiana de Bolonia que además de hablar con añoranza del equipo de su ciudad cuando estaba liderado por jugadores como Mancini, Roberto Baggio o Signori, ha reconocido que era aficionada de la Virtus de Bolonia, que Danilovic era la ostia y que se alegra de todo lo malo que le pase al otro equipo de la ciudad, el Fortitudo. Después hemos vuelto al restaurante italiano cercano a Marques de Pombal, pero con el segundo gol de David Silva nos hemos ido. Y ahora me aburro en la habitación y no tengo sueño y se ha acabado el programa de Oprah Winfrey (ayer me tragué el de Ellen DeGeneres). Lisboa, fuera, parece que duerme. En el blog amigo de pormaratones, he visto, habla la gente de correr por el monte. Hay una nube de polvo cubriendo el norte de europa y tengo dos manzanas en la habitación de este hotel, una en cada una de las mesillas. Me dan ganas de darles patadas. Me dan ganas de irme al monte a correr. Me pregunto si llegará aquí la nube de polvo. Antes de ayer hubo un tornado. ¿Será la cantera del Sporting de Lisboa la mejor del mundo? ¿Conciliaré el sueño? Voy a cambiar de canal, a ver bailes de salón en eurosport.
Boa noite

2 comentarios:

Leo del Mar dijo...

No dudes de la palabra del alemán. Yo estuve allí y no fue bonito.
Y todavía ganó la Copa de Europa con el Madrí. Maldito Osram.
Ahora que el fenómeno era Stepi, de quien sí que no debéis guardar buenos recuerdos allá por le Botxo pero que casi consigue traer la Bundesliga para Frankfurt.
Ah, saludos.

Holden Caulfield dijo...

Saludos, Leo. Stepi es sinónimo de naúsea en Bilbao. I feel stepi, I think I'm gonna throw up. Y sin embargo, en Frankfurt... Paradox. Gracias por el comentario, ahora sé que el tipo éste dice la verdad.