jueves, 31 de marzo de 2011

Armand Desmet


Tengo diez minutos así que me propongo ser tan rápido escribiendo como Fabian Cancellara andando en bici.

Empecemos por el titular de la entrada, un ciclista belga que nació allá por 1931 y a sus ochenta años ostenta y ostentará siempre el honor de haber sido el primer ganador del gran premio E3 Harelbeke, una prueba de un día que quizás no reluzca tanto en el calendario como otras clásicas pero tiene su ascendente e importancia entre los corredores, amén de un bonito recorrido. Sin ir más lejos, Tom Boonen (en cuatro ocasiones), Rik Van Looy, Andrei Tchmile, Johan Musseuw, Mario Cipollini, Guido Bontempi, Peter Van Petegem, Filippo Pozzato u Olaf Ludwig lucen en el palmarés de la prueba, solo por nombrar a unos pocos.

El fin de semana pasado se disputó una nueva edición, y el ganador fue el mismo que el año pasado, Fabian Cancellara. Sin embargo, las crónicas le dan aún más lucimiento a ésta que a la victoria del año anterior, porque todos coinciden en que Cancellara dio un espectáculo de los que pasan a la historia.

Pinchó dos veces, tuvo que cambiar de bicicleta y a cuarenta kilómetros de meta estaba a dos minutos de la cabeza. Cuentan que muy poco pudo ayudarle Stuart O'Grady y que el resto fue un digno ejemplo de su capacidad de pedaleo. Fue adelantando corredor tras corredor hasta que alcanzó la cabeza. Una vez allí, atacó en Tiegemberg, la última de las doce colinas que jalonan el recorrido de esta clásica flamenca y que está a diecisiete kilómetros de meta. Por más que lo intentaron un buen puñado de ciclistas que venían por detrás de él, no hubo forma de reducir la distancia que acabó siendo de un minuto justo para los dos corredores que encabezaron a los perseguidores, Jurgen Roelandts y Vladimir Gusev.

El año pasado consiguió un triplete con el Tour de Flandes y la París-Roubaix. El propio Cancellara ha confesado que él mismo se ha quedado asombrado de su rendimiento en Harelbeke. Ya fue segundo en la Milán-San Remo, ¿repetirá triplete? ¿Alguien pone en duda que si quiere, puede?

Después de la prueba, el diario belga Het Nieuwsblad anunciaba el nacimiento de una nueva era en el ciclismo, la era Cancellara, y lo comparaba con Eddy Merckx, de tal tamaño fue la exhibición de Espartaco en Flandes. Eso sí, aún habrá más.

Para aquellos, sé que hay alguno, que anda esperando mi entrada sobre la Euskal Herriko Itzulia o Vuelta al País Vasco, si me demoro es porque aún no conozco con certeza a los participantes, pero no esperaré mucho más, pronto hago la entrada, con la porra incluída. De entremés, el vídeo de el E3 Harelbeke, por si alguno quiere intentar revivir lo que debió ser eso en directo.


3 comentarios:

Ricky dijo...

Impresionante Cancellara!! El vídeo está muy bien, merece la pena.

Una pregunta desde mi más profundo desconocimiento del ciclismo: ¿está Cancellara en condiciones de ganar un Tour?

Sigue así Holden.

Un saludo.

Holden Caulfield dijo...

Aupa Ricky. Pues, desde mi más profundo conocimiento amateur y aficionado, creo que no. Pero bueno, tampoco pensaba que Jalabert pudiera ganar una Vuelta, aunque lo veo difícil, la verdad.
Un saludo

Mitxel dijo...

Yo creo que Cancellara tiene mucho margen de mejora pero perdería mucho en otras facetas, es un ciclista del copón, podría hacer dignos puestos en la general pero de ahí a ganar un tour me parece demasiado. Aunque ya me haría ilusión, la verdad.