miércoles, 20 de abril de 2011

Jan Bakelants

A diez minutos de su compañero de equipo, después de que, antes que él, entraran en meta ciento treinta y ocho corredores, Jan Bakelants ha llegado al Muro de Huy. El belga aún es joven, y promete. Con 25 años, el año pasado dio un salto de calidad y le robó el Circuito de las Ardenas a Brian Vandborg. Si eso era poco, al filo de la temporada, se llevó una etapa y la general final del Tour del Porvenir. Hoy, sin embargo, no ha conseguido ganar. Si mis datos son correctos, ha llegado el último, aunque probablemente, satisfecho con su trabajo y con la victoria de su compañero de equipo.

Y qué decir del ganador. Diremos que si no va su nombre en el titular, ya sabéis que tengo esa estúpida costumbre de no repetir nombre. Si hace poco hablábamos de que la prensa belga anunciaba el comienzo de la época de Cancellara, qué vamos a decir de la de Gilbert. Solo este año, a parte de etapas en Vuelta al Algarve y Tirreno-Adriático, Gilbert ya se ha llevado la Flecha Valona, la Amstel Gold Race, la Flecha Brabançona y la Strade Bianche. ¿Parece poco? Desde que debutara en profesionales hace casi 8 años, el de Verviers, solo en pruebas de un día, se ha hecho con el Trofeo de los Escaladores, el Tour de Haut-Var, la Polynormande, la Het Volk (dos veces), el GP de Fourmies, el GP de Wallonie, la París-Tours (dos veces), Le Samyn, el Giro de Lombardia (dos veces), el Giro del Piamonte (dos veces), la Coppa Sabatini y lo que ya lleva este año, que no es la primera vez que gana en algún caso, porque la Amstel Gold Race, ya la ganó el año pasado. Súmale a eso tres victorias en vueltas por etapas: la Vuelta a Mallorca, la Ster Elektrotoer y la París-Correze y tres etapas en grandes vueltas, una en el Giro y dos en la Vuelta a España. Este año cumplirá 29 años. ¿Cuánto le queda por ganar? Nunca se sabe, pero ya se podía retirar tranquilo.

Tiene todas las características para apoderarse del Muro de Huy, y así lo ha hecho, igual que las tenía Davide Rebellin, y no le valió con una sola victoria. También las tiene y las tendrá, Joaquim Rodríguez que ha hecho segundo y Samuel Sánchez, que ha hecho tercero, y vuelve a quedarse con la miel en los labios pero satisfecho con el trabajo. Y ahí no ha quedado el buen trabajo del pelotón estatal: Igor Antón ha sido quinto, Dani Moreno, octavo y Beñat Intxausti, vigésimo. Más no se puede pedir. No se puede ganar siempre, aunque siempre parece que gane Phillippe Gilbert, alias "El Orgullo de Valonia", para el la foto, que su compañero Bakelants ya le robó el encabezamiento.

4 comentarios:

Mitxel dijo...

HC, qué te parece lo de Gilbert??? Yo estoy flipando, vale que fuera favorito, pero es que ha ganado las tres, una pasada!!! No?

Holden Caulfield dijo...

Aupa tio, no había visto el comentario. Ando un poco desconectado, y no es por vacaciones, al contrario. Pero sí, yo también flipo con lo de Gilbert. Ya flipé, por seguir con el verbo, cuando lo hizo Rebellin. Me parece mentira tener la puntería para conseguir ganar las tres. Hay que estar muy fuerte y luego tener un poquito de suerte, que rima, porque por mucho que seas el mejor, en el ciclismo siempre hay margen para perder. Hay que quitarse el sombrero ante Gilbert, sin duda.

achasa dijo...

Yo me quito el sombrero ante Rodro, por citar a algún cabeza de turco.

Lo que han hecho esos sí que es increible y no lo del bueno de Gilbert.

Holden Caulfield dijo...

Tú, mentando a la bicha, sí