domingo, 10 de abril de 2011

Johan Van Summeren

Podría haber elegido cualquiera de estos tres nombres, el que he elegido, el del francés Jonathan Hivert o el de Andreas Kloden, pero me quedé con el de Lommel y con su victoria en la París-Roubaix.

Hivert se adelantó al grupo de los más fuertes en Amorebieta y se llevó la Klasika de Primavera por delante de David López y Nick Nuyens, que venía de ganar el Tour de Flandes y así le da aún más mérito a la victoria del joven francés que lleva ya tres años corriendo y ganando. Kloden, por su parte, cerró la Vuelta al País Vasco con una contundente exhibición en la contrarreloj final de Zalla. La clasificación dio un vuelco importante, Samuel Sánchez (brillante en el descenso de Arrate) y Joaquim perdieron sus puestos en la general, y se aupó hasta ella Robert Gesink. Como decía Usabiaga en la retrasmisión, quizás se debería reflexionar sobre la extensión e importancia que la última etapa contra el reloj tiene en la vuelta, ya que parece desmerecer lo que se ha hecho antes en la montaña, aunque se podría discutir en torno a esto.

Finalmente, Van Summeren ganó la París-Roubaix de las frases históricas. La primera frase fue la de Wilfried Peeters: "¡Nunca he visto tanta mala suerte!" Boonen empezó con problemas mecánicos en Arenberg y al final se tuvo que retirar. Chavanel se fue al suelo. Varios corredores del Quick Step repitieron las desgracias de sus compañeros. Entre polvo y pavés los belgas de Peeters se perdieron en batallas inútiles para sobrevivir a la providencia. La segunda frase es de Cancellara, y dice: "Si me hubiera parado a tomar un café, se habrían parado también." Habla de Ballan y Hushovd, con los que Cancellara jugó al gato y al ratón mientras les tambaleaba el trasero sobre el sillín. Cancellara volvió a ser el más fuerte, como en Flandes y en San Remo, pero acabó segundo. Es el más fuerte, todo el mundo lo sabe, y todo el mundo parece perseguirle hasta borrarle. Como él mismo dice, parece que no corren para ganar, si no para ganarle a él.

Y la tercera frase fue del ganador y la dijo tras pasar la línea de meta. Al abrazarse a su novia para celebrarlo, pronunció las palabras mágicas: "¿Quieres casarte conmigo?" Y ella dijo que sí. No se puede decir que no en un velódromo repleto de ciclistas polvorientos y con sus traseros doloridos. El veterano belga (ya son 30 años; estuvo en aquel extraño proyecto belga-español llamado Bodysol-Relax-Fuenlabrada) se dio una buena razón para tantos años de trabajo oscuro para los líderes de sus equipos. Esta vez, todos los fotógrafos apuntaban a su 1'97. Solo una vez antes había ocurrido eso, en la Vuelta a Polonia. Como él mismo confiesa, a partir de ahora, siempre será el ganador de la París-Roubaix, incluso cuando vuelva a llenarse la chepa de bidones para acercárselos a los hombres más fuertes de su equipo.

Al menos, ahora, cuando tenga que ocupar en algo esos largos minutos de silencio durante los interminables kilómetros de una etapa de transición, ya no tendrá que soñar con verse con los brazos en alto ganando una gran prueba, solo tendrá que recordarlo. Podrá recordar como llegaba al velódromo con el aliento de un grupo lleno de corredores mejores que él y apenas podía ponerse erguido por miedo a caer porque su rueda trasera iba pinchada. También podrá recordar cómo le pidió en matrimonio a su mujer y como ésta le dijo que sí y, a falta de anillo, bien le sirvió de aval las marcas dolorosas de horas de barro, polvo y pavés. Seguro que hoy lo han celebrado los dos.

6 comentarios:

Emi dijo...

Pues eso.....esperando "regalito", ejjejejj!!!!!

Mitxel dijo...

Qué pasada la Paris-Roubaix de ayer!!! Me encantó. Reconozco que quería que ganara Cancellara (que volvió a dar otro recital) pero Van Summeren se lo curró. No entiendo la actitud de Cancellara, sí que me parece que tiene que ser un coñazo estar ahí sin que te den un relevo pero me parece normal lo que hiocieron Ballan y Hushovd. En fin, que viva el ciclismo!!!

achasa dijo...

Emi, yo pensaba que desde lo de "Petacas" te habías olvidado del ciclismo, pese a tus lazos con David López. Pero veo que no, que has tenido buen ojo.

Holden Caulfield dijo...

Tiene un ojo tuerto, el capullo. Si quieres el regalo, Emi, te quiero ver en la pormaratoniana. Ale.

Emi dijo...

Pero ya tiene fecha la pormaratoniana?? como me engañáis, primero ponéis fecha para que no pueda ir y ahora "ligas" el regalo con la carrera....si es que!! ;-)

A ver si se confirma la fecha, pero si no coincide con fiestas de Baraka, lo veo chungo, porque tendría que descartar una de las 2 cosas, y creo que no voy a dudar mucho, jjejejjejej!!!

Por cierto, más que "mi victoria" en la pelotilla hay que destacar el 7º puesto de David López, que parece que está a tope!!a ver cuanto le dura.... igual este año le toca una etapa en el Giro o en el Tour....

Saludos!!

Holden Caulfield dijo...

Ojalá que siga dándonos alegrías David López, una pena que Hivert le ganara al esprint en la Klasika de Primavera. Sobre la pormaratoniana ya veremos. Espero que en breve haya noticias.