martes, 26 de enero de 2010

Juan José Anaut

Pongamos que quiero sembrar polémica aunque seguro que ni lo logro y total casi que mejor. Digamos que he puesto el nombre de Juan José Anaut ahí arriba porque no sabía cuál poner. Se ve que Anaut es un redactor jefe, o al menos periodista en nómima del diario MARCA. No conozco su trabajo pero ocasionalmente, hoy por primera vez a decir verdad, he leído un blog que escribe periódicamente, no sé con qué periodicidad pero periódicamente porque lo hará de vez en cuando y porque lo hace en un periódico (chiste malo de cojones), en el diario MARCA. He leído su entrada en relación con la jugada que ha paralizado el mundo (deportivo) tras un partido (sin más) de la pasada jornada de Liga (vaya tela). Ya sabes cuál, va Cristiano Ronaldo corriendo, se le resbala el brazo y un tío del Málaga que corre por detrás lo recoge con su nariz. Se llama Mtilinga o algo así. Estoy bastante de acuerdo con lo que dice Anaut, por cierto.
Lo voy a decir claro: yo pienso que la tarjeta está bien sacada y que, por supuesto, sería una jugada como hay tantas si no fuera por quién ha estado involucrado, claro.
Y lo voy a decir otra vez: dedicar más tiempo a hablar sobre esto me parece ridículo.
Pero el diario MARCA se ha inventado una cruzada en la que supongo que tiene invertido muchos millones. También supongo que permitirle a Anaut y a otros periodistas que escriben blogs en su versión digital total libertad para llevarles la contraria es suficiente excusa para justificar una supuesta libertad de opinión que solo sirve para enmascarar y equilibrar su demagógica apuesta por la promoción y explotación de la figura de un jugador que se presta ni que pintinparado a ser objeto de tal asunto.
Es tan obvio que parece tan sencillo y tan natural que si lo comentas suena tan obvio y tan sencillo y tan natural que solo queda alzar los hombros.
Es maquiavélico. Está tan bien zurzido que no se nota el roto.
Es como un bofetón de una mano invisible. Te quedas con el tortazo y no sabes quién te lo ha dado.
Sobran los titulares a mansalva, la negrita de las declaraciones, las medias tintas y la ética más flexible posible. Se retrata Valdano que ahora pide que haya una doble vara de medir. Se retrata Cristiano Ronaldo al que ese codazo no le habría roto más que la nariz a Mtilinga si no fuera por todo el repertorio de declaraciones que ha dejado y que han acabado por romper más que un tabique nasal. Se retratan los periodistas y supongo que me retrato hasta yo.
Yo ya dije hace tiempo que Cristiano Ronaldo era tan poco santo de mi devoción que había acabado por despreciarlo hasta como jugador. Y todos tenemos nuestras cruces y nuestros prejuicios y nuestra educación sentimental que nos maneja a su antojo. Pero también he dicho muchas veces que intento ser objetivo, un adjetivo, que a estas alturas, se escribe con hache y con be o no se escribe.
Lo que más me ha dolido ha sido ver la premeditada manipulación del video, bochornosamente flagrante que dará lugar a cientos y cientos de discusiones futiles de bar y tertulia televisiva y que, para mí, en mi pretendida salud mental, me parece un grave ejemplo de perversión moral.
¿Son iguales estas dos jugadas? La primera es la protagonizada por Cristiano Ronaldo este pasado fin de semana. La segunda, al parecer, que yo ni lo recordaba, fue protagonizada por Messi en algún partido contra el Sevilla (MARCA lo titula: Messi también reaccionó como Cristiano y no pasa nada. ¡Y no pasa nada! Creo que la gente ha olvidado la profundidad de las palabras, la resonancia del lenguaje, el poder de las expresiones). Ya me ha salido la entrada suficientemente larga así que solo discutiré en profundidad las dos jugadas si alguien las comenta. Solo me queda decir: ¿alguien podría preguntarle al jugador del Sevilla si le parece lo mismo?


Por cierto, no lo sabía, se ve que alguna cadena de televisión tan bien ha visto un parecido razonable:

2 comentarios:

achasa dijo...

Y ahora Duda le dio un codazo a Ramos, quien cayó y sangró levemente. No hubo tarjeta. Esa es la gran investigación del diario As. Me imagino a todos los que se llaman periodistas revisando los videos para encontrar carnaza que utilizar en este tema. Todo para resaltar la falta de criterio arbitral, algo que, por otro lado, hemos hablado tú y yo mil veces tanto viendo partidos como en Lasesarre. Lo que me molesta, a mí, no es la tarjeta de CR. Más bien me importa muy poco. Lo que si me importa y, realmente, me lo voy a tomar muy en serio, es la situación de periodismo deportivo. Voy a hacer el esfuerzo por no volver a abrir un periodico de este tipo. Lo digo, me da bastante asco ver lo que estoy viendo en el caso de CR. No voy a posicionar en relación al jugador, me da absolutamente igual. Lo que me jode realmente es el trato de la noticia que da cada periódico. Lo extiendo a los periodistas televisivos (especialmente los de Cuatro) a los que considero los peores que he visto en mi vida (incluidos, obviamente a las figuras de los Manolos)¿Por qué los periodistas no se dedican a informar? ¿Por qué opinan? ¿Por qué hacen juicios de valor? ¿Por qué acusan? ¿Por qué buscan heroes y villanos? ¿Por qué quieren cambiar las opiniones de la gente? Creo que su trabajo es informar, simplemente. Que asco me da esa profesión actualmente, la verdad (siempre habrá excepciones).
Álvaro.

Holden Caulfield dijo...

Opinar cómo. Yo creo que opinar es saludable, pero es un ejercicio totalmente devaluado hoy en día, por eso coincido contigo en que deberían solo informar. Las editoriales, los artículos de opinión, siempre han existido, pero parece que nos costó tanto desembarazarnos de la falta de libertad para opinar, que ahora nos hemos olvidado de qué significa (ayer decía algo parecido a esto Ramiro Pinilla en el periódico pero con respecto a otro personaje histórico). El humor, el ingenio, también es un reflejo de todo esto (¿te acuerdas de Abellán el otro día?). Se confunde la velocidad con el tocino, y yo empiezo a pensar que uno de los problemas es la ignorancia galopante, ignorancia que puede que hasta sea fomentada ya que se ha convertido en una virtud para ser simple lo que quiere decir comprensible lo que quiere decir reputado. Lo de Cristiano Ronaldo y el MARCA y las reacciones desde la otra orilla, es aún más complejo, y yo creo que entran en juego factores económicos y otras fuerzas que como no conozco bien no puedo más que imaginar. Pero estoy convencido de que existen, al fin y al cabo, hoy en día, los periódicos son corporaciones que pretenden generar grandes beneficios económicos. Solo eso.