jueves, 7 de enero de 2010

Luca Manca


No conozco ni un detalle, solo lo superficial. A) Que ayer su nombre salía en prensa por un gesto desprendido y noble. Sin ser del mismo equipo se detuvo y le dejó su rueda a Marc Coma para que éste no perdiera tanto tiempo y pudiera luchar por el pódium (hablamos del Dakar que ya se debe llamar Dakar porque lo patrocina la colonia o algo así). B) Que hoy su nombre vuelve a aparecer en prensa porque ha sufrido un accidente y se encuentra hospitalizado en estado muy grave. No conozco los detalles, pero, ¿no es cruel el destino si es que el destino existe y tiene algo que ver en esto?

2 comentarios:

Ricky dijo...

Merecida entrada para este tipo. Como en muchos aspectos de la vida, el deporte también depara estas crueles injusticias.

Esperemos que se recupere pronto para que el destino le dote al fín del premio que merecería por su gesto con Coma.

Un saludete.

Ricky

Holden Caulfield dijo...

Right Ricky!
Un abrazo