viernes, 19 de marzo de 2010

Christopher McCandless


Si no habéis visto la peli, pues la veís, la hizo Sean Penn sobre un libro de Jon Krakauer, Eddie Vedder le puso la música y Emile Hirsch hizo de Christopher McCandless, el joven que marchó a Alaska a poner a prueba su idea de la vida. Esa foto que he puesto ahí arriba es un fotograma de la película (me refiero al título del blog, la de la entrada es el propio y verdadero McCandless), y a la derecha debería verse a Hirsch-McCandless, pero se ve que no hay suficientes píxeles. Me ha parecido que quedaba bien así de todas formas.
He hecho algunos cambios en el blog, meramente estéticos. Y ya de paso voy a hacer el típico recuento que hice hace ya mucho tiempo (muchas entradas) bajo el título de entrada de Holden Caulfield. Ahora uso a McCandless como excusa, y me paro a pensar si no tendrían los dos algo en común.
En fin, que mi recuento es poco riguroso porque cuantificar y clasificar el capricho de este blog es prácticamente imposible. Para ordenar las entradas por deportes solo he atendido al personaje que ocupaba el nombre de la entrada, y no es un criterio muy válido, porque luego en el texto vete tú a saber de qué se hablaba. Las categorías tampoco es que sean muy ceñidas, pero no he querido comerme la cabeza. Así nos hacemos una idea general, además, tampoco es éste un ejercicio que tenga un gran valor.
Si los datos no fallan, por ahora he escrito (contando ésta) 358 entradas, siendo la relación la siguiente:
Baloncesto, 114
Ciclismo, 50
Literatura, 14
Fútbol, 84
Atletismo, 16
Herri Kirolak, 1
Deportes de invierno, 4
Música, 9
Balonmano, 2
Televisión, 10
Cine, 4
Periodismo, 5
Natación, 3
Moda, 1
Tenis, 5
Motor, 8
Extravagancia y Ficción, 7
Boxeo, 1
Conocimiento, 3
Radio, 2
Historia, 1
Fútbol Americano, 4
Rugby, 2
Escalada, 1
Alpinismo, 1
Criquet, 1
Beisbol, 1
Golf, 1
Remo, 1
Política, 1
Skate, 1

En total, creo que he tenido unos 133 comentarios en 358 entradas (incluyendo mis propias respuestas a los comentarios de otros), lo que hacen una media de 0'3 comentarios por entrada, un ratio tan bajo que si no fuera porque ya he explicado de qué va todo esto, invitaría a dejarlo y dedicarse a otra cosa. La entrada que más comentarios produjo fue la de Sarunas Marchulenis, día en el que David y yo pusimos de manifiesto que nos gustan los nombres lituanos. El día en que JD Salinger murió, se estuvo apunto de alcanzar los ocho comentarios que Marchulenis había establecido como récord.
En cuanto a las visitas, ya se ve, según el contador, nos acercamos a las 16.000, aunque habría que deducir de ahí las decenas de veces que pincho yo, dada mi torpeza con los asuntos tecnológicos. De todas formas, no creo que esté nada mal.
Y eso es todo, un análisis superificial y puramente numérico que no sirve para nada más que para hacer de lapso, de fundido en negro, y vuelta a empezar. Si soy sincero, os diré que estos últimos días he estado tentado de abandonar este blog. Razones: diversas y recuerrentes, el tiempo y el interés, que siempre se va perdiendo poco a poco. Pero bueno, digamos que no he caído en la tentación, así que necesitaba hacer un par de cambios ridículos (como cuando nos cortamos el pelo porque estamos depresivos) y cruzar así el río aunque la corriente fuera muy violenta. McCandless no pudo, pero bueno, para eso tenéis que ver la película o leer el libro. Así que, ya sabéis, manos a la obra.

2 comentarios:

Ricky dijo...

Buen cambio Holden!!

Me gustan los blogs con esta estética: anchotes, con largas líneas para escribir. La imagen de cabecera está muy bien, las luces de la ciudad difuminadas en el fondo le da un toque místico y reflexivo. Vamos, que queda bien tío!!

Yo también he cambiado la estética del mío recientemente. No sé, como dices, a veces hay que cortarse un poco el pelo para poder ver mejor el día a día, que de todo se cansa uno. Obviamente lo más importante es el contenido, pero el continente también tiene su gracia ¿no?

Ánimo para seguir con el blog, que está muy bien. No tienes más que ver las visitas que sueles tener!

Pues eso, que enhorabuena por el nuevo look. Nos seguimos viendo por aquí.

Ricky

Holden Caulfield dijo...

Gracias, Ricky. Se agradece, de verdad. Hace poco visité tu blog y hoy mismo he leído la entrada sobre Delibes. Ya me gustaba la estética anterior y la nueva también. Enhorabuena a tí también. Un abrazo y los mismos ánimos