miércoles, 3 de marzo de 2010

José Oya


Mientras la selección de Paraguay se entrena con público en San Mamés ante un Athletic de rebajas, uno de los equipos que supuestamente se beneficiará de lo recaudado en este partido, el Barakaldo, se juega su participación, por segunda vez, en la final de la Copa Federación (perdió la edición de 1951 ante el Córdoba), un título oficial, bastante desconocido pero que, se disputó por primera vez en 1945 y que se recuperó en 1993. Entre sus ganadores, Ourense, Burgos, Sabadell, Pontevedra, Jaén, Alavés, Valladolid, Córdoba o los filiales del Celta, Rácing, Mallorca y Las Palmas.
Dicen algunos aficionados que lo que está en juego es un poquito de dinero. El caso es que los jugadores y el club han llamado a la afición. El empate a uno ante el San Roque, invita a pensar que el Barakaldo puede remontar y colarse en la final. José Oya, el jienense responsable de detalles de clase en la nueva Lasesarre aunque también de repentinos ejemplos de abducción, estará sobre el campo.
Yo, ya lo siento, Mitxel, no estaré hoy en la grada. El trabajo me lo impide y me tendré que conformar con intentar enterarme de cómo van por la radio o por la red. Así que esta entrada no era más que para desearles ánimo a los jugadores y ¡Aupa Baraka!
(A ver si con este alarde de forofismo, que no es lo mío, Mitxel y el resto no se enfada de la ausencia de los CH)

2 comentarios:

Mitxel dijo...

AUPA BARAKA!!!! El único que ha confirmado su asistencia soy yo, aunque espero que jakobo también acuda. De todas formas, nos dejaremos la garganta arengando a nuestro equipo, VAMOS!!!!!!!!

Holden Caulfield dijo...

Sí ya, pero si tú te sientas, te duermes, te fumas un cigarro, te vuelves a dormir y te levantas cuando termina, ¡capullo!